La depilación de piernas suele ser complicada para algunas mujeres y hombres que tienen mucho vello. Actualmente, existen diversos métodos de depilación, por lo que a la hora de escoger cuál es más conveniente, lo hacemos sin tomar en cuenta las ventajas y desventajas.

Por ello, te damos las técnicas más comunes de depilación para las piernas y algunas ventajas y desventajas  de cada una de estas técnicas para guiarte y saber cómo te conviene depilarlas.

Cera

Esta forma de depilación te conviene si te depilas dos o tres días antes de lucir tus piernas, pues en caso de que la piel se irrite tendrá tiempo suficiente para recuperarse.

Hay dos tipos de cera: la fría y la caliente. En caso de aplicarte la cera caliente debes tener cuidado con la temperatura para evitar accidentes. La ventaja es que sus efectos duran por lo menos un par de semanas. La única desventaja es que te va a doler un poco si no estás acostumbrada.

Crema depiladora

La crema depiladora no es costosa y el envase te pude servir por lo menos para tres aplicaciones. Las ventajas de depilarte con crema son que es muy fácil de aplicar, y lo mejor de todo: ¡no duele!  Las desventajas de la crema es que puede disgustarte el aroma, necesitas alrededor de media hora para depilarte y el vello renace en poco tiempo.

Depiladora eléctrica

La depiladora eléctrica también es un buen instrumento para tu depilación. El precio varía dependiendo la máquina y los accesorios que incluya. La ventaja de utilizar esta depiladora es que sus efectos son duraderos. Sin embargo, al igual que la depilación con cera puede dolerte y puedes tardar en depilarte.

Rastrillo

Es la manera más común de quitarte los vellitos, es muy cómodo, barato, ideal para cualquier emergencia y no duele pero sus efectos duran muy poco y si no lo combinas con otra técnica de depilación tus poros pueden abrirse y el vello engrosarse.

Depilación láser

Este es un método de depilación permanente que puede llevar a cabo un profesional. Este tratamiento es de forma gradual e indoloro y eficaz para todo tipo de piel. Esta depilación permanente se da en un periodo de 12 sesiones, aproximadamente y la duración de cada una de ellas varía,  puede ser de unos  minutos a 1 hora. La desventaja es que es un poco costosa en comparación de las demás técnicas.