El gobierno de la ciudad de Puebla continúa con exhortos a comerciantes, establecidos y no establecidos, a mantenerse en casa para no poner en riesgo la salud de las familias poblanas, ya que el momento para terminar el confinamiento social aún es desfavorable.

Así lo aseguró Gustavo Ariza Salvatori, titular de la Secretaría de Protección Civil y Gestión Integral de Riesgos Municipal, "por el momento no existen las condiciones para que regresemos a nuestras actividades. Recordemos que Puebla permanece en el Semáforo Rojo, lo que implica alerta máxima ya que los contagios no han disminuido, sino que se mantienen al alza".

En su caso, la Secretaría de Gobernación Municipal, en coordinación con otras dependencias municipales, ha reforzado los operativos para inhibir tanto la venta de alcohol como de mercancía en la vía pública; así como para evitar el uso de las canchas deportivas a cargo del Ayuntamiento de Puebla, disuadir concentraciones masivas y realización de bailes populares.

También continúa con el límite de acceso a calles en el Centro Histórico y realizando jornadas de limpieza en los centros de abastos de la ciudad de Puebla.

El Ayuntamiento de Puebla posee facultades que le permiten estar vigilante y actuar para inhibir la exposición de personas en la vía pública y clausurar establecimientos que no cumplan las disposiciones generales de Protección Civil del municipio, según se expuso en un comunicado.