Kate del Castillo, a pesar del éxito que ha logrado profesionalmente, constantemente tiene que afrontar las preguntas al respecto de su vida personal, sobre todo con relación a su decisión de no convertirse en madre.

Aunque en distintas ocasiones ha subrayado que no desea explorar esta faceta en su vida, la actriz fue cuestionada sobre este tema durante un enlace con sus seguidores en redes sociales y así respondió:

 “Yo tomé la decisión de no ser mamá y de eso… ¡ah también!, ¡cómo me dan lata!, pero no me refiero nada más a mi familia, la sociedad en general, como a las mujeres nos tienen aquí (señaladas)… si de algo me siento orgullosa es de esa decisión, y más ahorita como veo muchas cosas, como amo tanto mi profesión, y no es por el miedo a ser mamá, sería yo una mamá excelente, yo nunca dudé de mi como madre”.

De la misma forma, Kate habló de su vida amorosa y recordó el infierno que vivió en su primer matrimonio. “Fue muy fuerte porque fue violencia doméstica, y no solo es el dolor de lo que estás pasando como mujer con un abusador, no es nada más que te estás divorciando de la persona que amaste, que amas todavía en su momento, sino que todavía la fama es como la lupa, todo lo agranda, entonces tenía los ojos de todo mundo en mí, de algo que me avergonzaba muchísimo”.

Para concluir el punto de su vida privada, la protagonista de “La Reina del Sur” hizo hincapié en que después de su relación con Luis García  aprendió lo que no volvería a permitir de sus parejas sentimentales. 

“Yo cuando era una persona que estaba casada con mi primer marido, no me gustaba en el espejo… no me volteaba ni a ver en el espejo, no me veía a los ojos, porque no me gustaba la persona que yo veía… yo no quiero volver a ser esa persona, todas las noches me veo en el espejo y me quiero”, remató.