La dificultad para pagar el alquiler debido a las ventas paralizadas por el Covid-19, provocó un aumento de disponibilidad de locales comerciales en la capital poblana de hasta 25 por ciento, informó María Rivera Castillo, presidenta de la Asociación Mexicana de Profesionales inmobiliaria (AMPI).

En entrevista telefónica indicó que el mercado inmobiliario se encuentra casi paralizado por la pandemia. A consecuencia de ello, sus 84 agencias el estado reportan un 25 por ciento de disponibilidad de locales, aunque no precisan  a cuántos locales equivale.

Explicó que los inmuebles desocupados han sido de todos los giros comerciales y no en una zona en específico, aunque el Consejo de Comerciantes del Centro Histórico de Puebla, señaló que a la fecha son unos mil locales los que han cerrado definitivamente en esa parte de la ciudad.

Rivera Castillo mencionó que tan sólo en el Centro Histórico de Puebla hay aproximadamente 15 mil locales en renta y en las plazas comerciales tienen 3 mil espacios. Las rentas pueden llegar ser de 8 mil o hasta 40 mil pesos.

Indicó que los agentes de bienes raíces de AMPI sugirieron algunos modelos donde el arrendador y el arrendatario pudieran seguir con sus negocios, tanto de un lado como del otro, mediante prórrogas o pago de 50 por ciento de la renta y hablar de un descuento de 20 por ciento o 30 por ciento y diferirlo en pagos. 

Un recorrido realizado por este medio pudo constatar que algunos restaurantes y bares en La Paz, la Avenida Juárez y Huexotitla, ya lucen desmantelados al no haber logrado sobrevivir a los costos de la pandemia, que son los de pagar rentas y nómina sin tener ingresos por ventas.