Con la temporada de lluvias comenzó la venta de hongos silvestres en los diferentes mercados de la región lo que incrementa el riesgo de sufrir alguna intoxicación por lo que la responsable del centro de Salud Urbano de Zacapoaxtla hizo un llamado para evitar su consumo, pues  incluso podría llevar a la muerte.

Por décadas muchas personas han consumido este tipo de hongos y dicen que no les ha pasado nada, pero en realidad los hongos se llegan a contaminar, pues en el proceso de producción se adhieren a ellos algunas esporas que contienen toxinas las cuales contaminan el cuerpo humano, explicó Blanca Solís García.

Expresó que en años anteriores se ha sabido de familias completas que sufrieron intoxicación por el consumo de hongos silvestres, quienes los recolectan o los compran para después prepararlo en casa, sin saber el riesgo al que se exponen cuando los consumen.

La gente dice que al poner un ajo o una moneda en la superficie del hongo se comprueba si es toxico o si se puede consumir, una vez aplicado esto se procede con la preparación, pero sin tomar en cuenta algunas otras recomendaciones, por desgracia este método no es científico, por lo tanto nadie les puede certificar si el hongo es consumible o no.

La toxina venenosa que se desprende del hongo cuando es ingerido daña de manera directa al hígado, pero después se expande hacia otros órganos del cuerpo humano, los síntomas más frecuentes en un paciente que presenta un cuadro clínico de intoxicación es vómito, mareo y un intenso dolor abdominal.

De no atenderse de inmediato se pasa a una segunda etapa que es el delirio, pérdida del conocimiento y en casos más graves el paciente puede llegar a perder la vida si no se atiende a tiempo.

Como en la mayoría de padecimientos los más afectados son los niños y las personas de la tercera edad, pues sus defensas son muy bajas y estas toxinas del hongo son demasiado dañinas para su organismo.