La diputada Guadalupe Muciño Muñoz retiró la iniciativa que pretendía castigar en Puebla hasta con 10 años de cárcel las pintas realizadas en protestas sociales, luego de que el PT se deslindó de la reforma y la condenó por ir contra la ideología del partido.

Como el proyecto de ley generó críticas tras difundirse en medios y redes sociales, desistió antes de presentarlo este miércoles en el Congreso local.

Durante la sesión ordinaria del pleno pidió quitarlo del orden día y después emitió un posicionamiento en sus redes sociales.

En él admitió que reculó debido a los reclamos de organizaciones civiles, pero negó que su intención fuera criminalizar la protesta social.

“Quiero aclarar que en ningún momento se trató de criminalizar las manifestaciones, no tiene nada que ver con la lucha social o la libertad a manifestarse. Es ver el contexto de personas infiltrados (sic) en ellos (sic), que en ocasiones buscan cambiar el sentido de una manifestación”, defendió.

“Entiendo que causó confusión y se mal interpretó (sic), pero en ningún momento pretendí vulnerar ningún derecho y mucho menos el de las mujeres que alzan la voz”, apuntó.

PT condena iniciativa

El Partido del Trabajo (PT) a nivel nacional se deslindó de la iniciativa de Muciño Muñoz e incluso la condenó, ya que el instituto político consideró que la reforma sí criminaliza la protesta social.

“El PT se deslinda y condena enérgicamente la iniciativa (…) que pretende criminalizar las protestas sociales, ya que consideró que es contraria a los principios del partido y a las garantías de libertad de expresión de los ciudadanos”, sentenció la dirigencia en un boletín de prensa.

Incluso revela que el Comisionado Político Nacional del PT, Ernesto Villarreal Cantú, habló con la legisladora del distrito 21 de Atlixco para solicitarle explícitamente que retirara su propuesta.

“No somos promotores de ese tipo de iniciativas, nuestros orígenes como organizaciones sociales y como partido político se han construido en los grandes movimientos sociales, que han permitido las grandes transformaciones en éste país”, refirió el líder nacional en el comunicado.

Al precisar que Muciño Muñoz no es militante del PT, sino únicamente miembro de la bancada en el Congreso, la dirigencia enfatizó que la iniciativa fue promovida a título personal y no institucional, pues “dicha reforma transgrede a las manifestaciones sociales”.

ONG condenan iniciativa

Organizaciones civiles feministas y defensoras de derechos humanos y presos políticos, repudiaron la iniciativa al afirmar que pretendía criminalizar y limitar el derecho constitucional a la libre manifestación.

“Este tipo de reformas son sumamente riesgosas en un contexto donde reiteradamente se han documentado los abusos policiales y las detenciones arbitrarias a las personas en su legítimo derecho a manifestarse, además en #Puebla ya tuvimos la “Ley Bala””, denunció la organización Cafis.

“Desde REDefine Puebla, como activistas y mujeres jóvenes que nos manifestamos, estamos en contra de la iniciativa de @dipLupitaMucino que busca criminalizar la protesta”, señaló la Red de Mujeres Feministas.

“Desde nuestra organización rechazamos absolutamente el intento por criminalizar la protesta en #Puebla con esta iniciativa retrógrada y ofensiva a los derechos humanos presentada por el #PartidodelTrabajo”, reclamó por su parte el Observatorio Ciudadano de Derechos Sexuales y Reproductivos (Odesyr).

La polémica iniciativa

La polémica iniciativa de Muciño Muñoz planteaba imponer hasta 10 años de cárcel por pintas y destrozos en inmuebles públicos o monumentos durante una protesta social, si eran cometidos por personas con la cara cubierta.

Con la reforma estos actos se castigarían incluso al triple que el vandalismo común, que actualmente se sanciona solo con hasta tres años de prisión.

Su propuesta buscaba reformar el artículo 413 Ter del Código Penal, para que además de la cárcel, los responsables realizaran hasta 500 días de trabajo comunitario, es decir, un año y cuatro meses, mientras que el vandalismo solo amerita 360 días.