El robo de una motocicleta sería el preludio del doble feminicidio en Acajete, ya que presuntamente Alonso M., principal sospechoso del asesinato Gardenia Ortega Flores y su hija Dulce, le habría robado dicha unidad al hermano de la víctima apenas un día antes de que ocurrió el asesinato.

Así lo dieron a conocer fuentes ministeriales a e-consulta, con base en información que obra en la carpeta de investigación con la que ayer se le formuló imputación a Alonso por el delito de robo de vehículo con violencia y se le dictó la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa hasta que se decida su vinculación a proceso.

El robo de la motocicleta

Según la información oficial del caso, el pasado miércoles 10 de junio la familia Ortega Flores se percató que aproximadamente al mediodía se encontraba rondando a las afueras de su domicilio una camioneta Toyota Tacoma blanca, la cual presuntamente era conducida por Alonso M.

Uno de los hermanos de Gardenia, quien se dedica a repartir agua a bordo de una pipa, señaló que se encontraba en el domicilio de sus padres y después de las 14:00 horas tuvo que salir a bordo de una motocicleta Italika verde modelo 2017, sin embargo al salir vio pasar la camioneta de Alonso y tras circular un par de calles nuevamente se lo encontró.

Según declaró el hermano de Gardenia, fue al ir en la calle Reforma, entre 5 y 7 Sur, que supuestamente Alonso le cerró el paso en la camioneta blanca y lo hizo caer, apareciendo en ese momento un segundo hombre que presuntamente lo ayudó a subir la motocicleta a la batea de la camioneta.

Según el dicho del dueño de la motocicleta, increpó a Alonso porque se llevaba su unidad por lo que en ese momento el ahora detenido sacó un arma de fuego con la que supuestamente lo encañonó y  lo amenazó con matarlo, primero a él y después a su hermana, haciendo referencia a Gardenia pues a finales de 2018 tuvieron una relación de unión libre por cuatro meses.

Gracias a la presencia de algunos vecinos, el agraviado habría logrado retirarse del lugar y volver a la casa de la familia Ortega Flores, donde les contó lo ocurrido, enterándose en ese momento de lo suscitado con Gardenia, quien tenía un local de venta de regalos a un costado del domicilio.

Cabe señalar que la denuncia se presentó hasta el sábado 13 de junio, pues el dueño de la motocicleta señaló ante la Fiscalía General del Estado que Alonso supuestamente lo amenazó, por lo que únicamente acudió a la presidencia auxiliar de La Magdalena Tetela para denunciar los supuestos disturbios de Alonso.

Víctimas habrían reclamado el robo de la moto

El dueño de la moto señaló que su hermana y su sobrina salieron minutos antes de las 15:30 horas del jueves 11 de junio a bordo de su automóvil Suzuki Swift negro, modelo 2010, diciéndole a su familia que supuestamente iba a ir a ver a Alonso para parar el acoso a su familia y exigir que devolviera la motocicleta que supuestamente le habían robado a su hermano.

Sin embargo a partir de ese momento no volvieron a saber nada de la joven madre de 26 años de edad y su hija de 10 años, por lo que incluso llamaron a la familia de Alonso pero ellos tampoco tenían noticias de su paradero.

El hermano de Gardenia explicó que fue la mañana del viernes 12 de junio que se enteraron del hallazgo del coche de las víctimas por un portal de noticias regional, por lo que de inmediato se trasladaron de La Magdalena Tetela hasta Santa María Nenetzintla, donde confirmaron la presencia del vehículo completamente calcinado.

Inicialmente les permitieron ver que en la cajuela había un cuerpo pequeño, que correspondía al de Dulce, así como un segundo cadáver en el asiento trasero, que correspondía al de Gardenia, sin embargo por el estado en el que estaban no fue posible hacer una identificación visual y tuvieron que esperar el resultado de la necropsia.

Fiscalía aún integra la carpeta por el feminicidio

Cabe señalar que con la denuncia fechada el 13 de junio donde se asentaron los hechos anteriormente narrados fue que inició la investigación por parte de la Fiscalía General del Estado, siendo incluso por la misma que se giró la orden de aprehensión por la cual se pudo aprehender a Alonso en el municipio de TonaláChiapas.

Debido a que hasta el momento solo se cuenta con el dicho de los familiares y algunos testigos no oculares, la Fiscalía General del Estado ha decidido no girar aún la orden de aprehensión por el delito de feminicidio, sin embargo no se descarta que en las próximas horas finalmente pueda recurrir a dicha acusación.

Cabe recordar que por la acusación de robo de vehículo y el supuesto uso de un arma de fuego, Alonso fue enviado al Cereso de San Miguel como medida cautelar de prisión preventiva oficiosa, siendo el próximo viernes cuando se determine si hay elementos suficientes para vincularlo a proceso.