El delegado de Morena en Puebla, Mario Bracamonte González, secretarios y trabajadores de la dirigencia estatal destaparon un presunto saqueo de más de 30 millones de pesos cometido por la secretaria de FinanzasMaría Isabel Lugo Chávez.

Pago de “aviadores”, desvío de recursos, reducción y retención injustificada de sueldos, impago de obligaciones del partido y la no rendición de cuentas ante el INE son algunas de las ilegalidades que le atribuyen.

Los denunciantes revelaron a e-consulta que el desfalco se calcula en más de 30 millones de pesos porque es el monto de financiamiento que no se ha justificado en lo que va del año.

Sin embargo, advierten que el monto podría ser mucho mayor si se auditan los informes financieros del año pasado, pues sospechan que los desvíos, pagos injustificados y adquisición de bienes inexistentes datan desde hace varios meses.

Por estos hechos los miembros del Comité Ejecutivo Estatal (CEE), encabezados por Bracamonte González, interpusieron desde abril varias quejas ante la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ), pero hasta apenas actuó.

La última queja fue admitida el 18 de junio y, de forma sorpresiva, el órgano partidista ordenó de inmediato separar del cargo a Lugo Chávez, luego de que ninguna de las denuncias previas había tenido consecuencias.

La suspensión del cargo fue dictada como medida cautelar mientras se realizan las investigaciones y se aclaran los hechos, según advierte el expediente CNHJ-PUE-285-2020.

El presunto saqueo en Puebla se suma al que también investiga Morena a nivel nacional, y que se atribuye a la exdirigente nacional Yeidckol Polevnsky Gurwitz.

Recortan y adeudan sueldos

e-consulta informó que Lugo Chávez fue acusada de imponer sin previo aviso recortes salariales de hasta el 50 por ciento en marzo, mientras que para la primera quincena de abril dejó de pagar el salario de algunos secretarios y después la medida se amplió al personal de oficina.

De acuerdo con los afectados, hasta ahora no se han cubierto los adeudos y la secretaria de Finanzas se niega a entregar cuentas, razón por la cual presentaron más denuncias.

Desvíos y pago de “aviadores”

De acuerdo con la queja del 18 de junio, Lugo Chávez ha pagado sueldos injustificados a personas que no trabajan en la dirigencia del partido y no ha justificado gastos en supuestas compras de bienes y servicios.

Como el Instituto Nacional Electoral (INE) ha exigido al partido sus informes de ingresos y egresos e impuso sanciones por no entregarlos, se descubrió que Lugo Chávez ha incumplido su función de entregar cuentas a las autoridades electorales.

Incluso se detectó que no ha pagado la renta de inmuebles y servicios que ocupa el partido, pues se han recibido advertencias de denuncias en tribunales.

A estas acusaciones sumaron también un presunto “exceso de atribuciones, omisión del cumplimiento de diversas obligaciones pecuniarias y falta de probidad en el encargo partidista”.

Ordenan suspensión

Por considerar que todo lo denunciado presume violaciones graves a los estatutos de Morena, la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) inició un proceso sancionador contra la secretaria de Finanzas, ordenó su separación del cargo y ordenó el nombramiento de un delegado.

El nombramiento estará a cargo del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) y deberá realizarse de forma inmediata para que asuma la tarea de evitar mayores daños a las finanzas del partido.