El pasado 20 de junio, elementos de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) lograron la detención de María “N”, quien fue identificada como madre de José Antonio Yépez Ortiz, “El Marro”, líder de la organización criminal Cártel de Santa Rosa de Lima.

La mujer habría sido la encargada de distribuir y coordinar los pagos a los sicarios del cártel. Tan sólo el día de su detención poseía 2 millones de pesos y un kilo de una sustancia parecida a la metanfetamina, misma que, se presume, estaba a punto de pagar a sus colaboradores.

Dentro de las detenidas también se encuentran Juana “N”, presunta hermana del Marro, y Rosalba “N”, prima del mismo, quienes serían sus presuntas operadoras financieras.

Grupo Milenio aseguró que Juana “N” era la encargada de financiar a las células de sicarios del Cártel de Santa Rosa de Lima, además de comercializar grandes cantidades de combustible, equipo o electrodomésticos robados a camiones de transporte.

Por su parte, Rosalba “N”, alias “Rosy”, se dedicaba a la repartición de las mantas para convocar a la gente y así realizar bloqueos e incendios en carreteras de Guanajuato.

Dado que las tres mujeres eran de total confianza de “El Marro”, su poder dentro de la organización era considerable, ya que podían tomar decisiones independientes en cualquier tipo de actividades ilícitas.

 

Foto: Twitter