Las armadoras automotrices Audi y Volkswagen (VW) deberán cumplir el decreto que señala la falta de condiciones en Puebla para reanudar sus actividades ante la contingencia sanitaria por el Covid-19, sentenció el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta.

El mandatario convocó este lunes al sector productivo y social a establecer un “pacto comunitario” para retomar el confinamiento, pero de forma estricta y así disminuir los contagios, pues este fin de semana el estado acumuló 1 mil 59 nuevos casos.

Luego de casi tres meses de mantener suspendida su producción, las plantas de Volkswagen y Audi así como unas 35 proveedoras retomaron este lunes actividades de manera formal, pese a que el gobierno del estado señaló que no hay condiciones para que ello ocurra. Esto implicó la movilización de casi 25 mil empleados.

Necesario disminuir contagios para regresar

Barbosa Huerta indicó que los decretos que emitió para impedir la reactivación del sector productivo están vigentes y sentenció que deben respetarse, aunque no habló de sanciones para quienes los incumplan.

En su conferencia de prensa, el gobernador hizo un llamado a Audi y a VW, pues son las empresas más grandes del estado, para que se sumen al pacto comunitario. Indicó que es necesario que todos los sectores de la entidad hagan un esfuerzo por disminuir los contagios y así lograr condiciones para la llamada “nueva normalidad”.

“Llamo a la industria automotriz, llamo a las industrias de autopartes, llamo a la industria de la construcción, llamo al comercio, llamo a la gente a que hagamos un esfuerzo final que nos permita pronto crear la nueva normalidad”, puntualizó.

Barbosa refirió que las proyecciones estatales alertaban sobre el crecimiento en los contagios, por lo que emitió un decreto el pasado 13 de junio, a fin de frenar que las empresas abrieran sus puertas a partir del día 15 del presente mes.

Con las condiciones que hay ahora, dijo, será muy difícil disminuir la curva epidémica pues las personas están volcadas en las calles, e hizo un nuevo llamado a la población para que se mantenga en sus hogares.

30 mil poblanos en las calles por armadoras, constructoras y comercios

Desde el pasado 16 de junio comenzaron las actividades de capacitación y mantenimiento en la planta de Volkswagen de México, en la línea de KSII Golf, KSI de Jetta y KSII de Tiguan, con el 16 por ciento de empleados, aproximadamente 1 mil 100 empleados.

El director de Comunicación Corporativa y Asuntos de Gobierno, de Volkswagen de México, Mauricio Kuri Curiel, informó que el personal en funciones aumentará a 25 por ciento, es decir a 3 mil 125 trabajadores, sin retomar aún la producción en forma.

La armadora alemana tiene previsto que para la última semana del mes ya haya vuelto el 30 por ciento de la plantilla laboral para reanudar la producción con todas las medidas de sanidad.

El pasado jueves el Sindicato Independiente de Trabajadores de Audi de México (Sitaudi) anunció que este 22 de junio volvería al trabajo el primer turno con el 30 por ciento del personal, es decir, 1 mil 560 colaboradores de los 5 mil 200 que conforman la plantilla laboral.

En tanto, Leobardo Soto Martínezsecretario general en Puebla de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), informó que alrededor de 35 empresas de la industria de autopartes, reanudarían actividades este lunes con 25 mil trabajadores.

Mientras el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Puebla, Héctor Sánchez Morales, insistió que se mantendrá muy prudente con la medida del regreso ya que el semáforo epidemiológico aún sigue en rojo.

Reconoció que este 22 de junio regresan al menos diez empresas con trabajos en redes de agua potable, drenaje, infraestructura, bacheo, pavimentación y el mantenimiento de hospitales.