Las protestas desatadas en Estados Unidos en contra del racismo parecen no haber tenido efecto en todos los ámbitos, ya que recientemente un trabajador de los Servicios de Inmigración y Ciudadanía fue captado mientras amenazaba a un grupo de jóvenes afroamericanas que se alojaban en una zona residencial de Florida.

En cuanto el hombre se percató de que el grupo se paseaba dentro de la zona en un carrito de golf, persiguió e intimidó a sus miembros, quienes buscaron alejarse.

“No pertenecen a este grupo”, gritaba el sujeto al grupo de mujeres, todas ellas menores de 15 años.

Luego de que se negaran a contestar dónde vivían, el hombre las amagó con llamar a la policía y hacer que las arrestaran debido a que, en propias palabras, no merecían estar allí.

 

Acoso constante

Pero la agresión no se detuvo ahí, ya que momentos después las acusó de conducir ilegalmente, además de continuar con ataques constantes hasta que otro hombre se acercó a auxiliarlas.

Una de las adolescentes logró grabar las agresiones y publicarlo en redes sociales, donde el video se viralizó rápidamente y lograron identificar al agresor como Lee Jeffers, de 60 años que labora en los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés).

 

USCIS responde

Por su parte, USCIS aseguró mediante una publicación en Twitter que sus trabajadores se mantienen bajo altos estándares de integridad y profesionalismo muy independientemente de si se encuentren en servicio o no.

Afirmaron también que se abrió una investigación respecto a la posición que tomó Lee Jeffers.

 

Foto: Captura de pantalla de Twitter