Alrededor de 200 antorchistas acudieron a la 25º zona militar para exigir al presidente Andrés Manuel López Obrador un programa nacional de apoyo alimentario para las familias en Puebla que desde el inicio de la contingencia sanitaria se han quedado sin alimento como consecuencia de haber perdido su fuente de empleo.

Bajo la consigna de “AMLO miente porque no hay comida ni trabajo”, los inconformes reprobaron que, a tres meses de la contingencia, el gobierno federal no haya implementado ninguna acción concreta para ayudar a los millones de familias que viven en la pobreza y no pueden hacer frente a la pandemia desde sus hogares.

Provenientes de diferentes colonias populares de la ciudad, mostraron cartulinas con frases alusivas a sus demandas, de las cuales destaca la falta de alimentos y fuentes de empleo, además de servicio de salud de calidad y garantías de seguridad sanitaria para quienes ha regresado a trabajar desde que el gobierno federal implementó el denominado “regreso a la normalidad”.

De acuerdo con la dirigente del Movimiento Antorchista en la zona metropolitana, Soraya Córdova Morán, el mandatario federal es incapaz de implementar una política correcta para hacer frente a la contingencia priorizando los intereses de la clase trabajadora y la población vulnerable: “AMLO dice que podemos volver a la normalidad, pero millones de personas carecen de empleo y no tienen cómo satisfacer sus necesidades básicas”.

Expuso que para colmo de males en el estado de Puebla, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, sólo dicta medidas restrictivas, pero sin ofrecer acciones concretas que ayuden a mejorar la situación de las familias empobrecidas, por lo que se hace urgente la instrumentación urgente de un programa nacional de generación empleos, pues en lo que va del año 12.5 millones de mexicanos han perdido sus fuentes de trabajo.

Agregó que la protesta de los antorchistas fue a nombre de los poblanos que han sido olvidados por los gobiernos de Morena, para dejar sentada su postura que difiere de la política errada de López Obrador.