Morena confirmó un proceso sancionador contra el gobernador Miguel Barbosa Huerta y precisó que se debe a que estigmatizó y minimizó la violencia contra las mujeres y las desapariciones en Puebla.

La Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) formalizó el martes la apertura del procedimiento y lo radicó en el expediente CNHJ-NAL-334-2020.

El organismo acusa al exsenador de incurrir en violaciones a los estatutos del partido, por prejuzgar e invisibilizar la violencia contra las mujeres durante su rueda de prensa matutina del pasado 9 de junio.

La CNHJ procesó al gobernador por sus dichos sobre las mujeres desaparecidas, concretamente por la siguiente frase:

“Bueno… ha habido casos donde la policía ministerial ha encontrado a las personas declaradas desaparecidas pues con su novio pues, por ejemplo ¿si? en algún lugar… en Puebla mismo y ya quedaron en el registro de desaparecidas”.

La comisión puntualizó que las palabras de Barbosa Huerta “estigmatizan y minimizan” dos problemas graves que existen en el país: la violencia contra las mujeres y las desapariciones.

“Las declaraciones hechas por el acusado no resultan compatibles con la citada normatividad de Morena toda vez que estigmatizan, prejuzgan, minimizan e invisibilizan la grave problemática de la violencia contra las mujeres y sus desapariciones en nuestro país”, sentencia el expediente.

El partido enfatizó que existe una indignación generalizada contra la violencia de género, pues mientras no cese, no habrá paz en México.

“Para Morena es claro que no puede haber paz ni progreso ni igualdad para las mujeres en tanto la violencia ejercida en contra de ellas no cese. Asimismo, es consciente de la indignación generalizada de la sociedad y de las demandas de cambio y de medidas concretas en esta materia”.

Agregó que lo anterior no puede perderse de vista porque la violencia contra las mujeres “se manifiesta como el símbolo más brutal de la desigualdad existente en nuestra sociedad pues se dirige sobre el sexo femenino, por ser considerado, por sus agresores, como carentes de los derechos mínimos de libertad, respeto y capacidad de decisión”.

Exigen combatir violencia, no justificarla

Morena sentenció que la violencia contra las mujeres debe ser condenada y afrontada para erradicarla, no justificarla ni culpabilizar a las víctimas.

“La violencia contra la mujer constituye una violación de los derechos humanos y las libertades fundamentales e impide total o parcialmente a la mujer gozar de dichos derechos y libertades. Se debe condenar la violencia contra la mujer y tomar medidas para erradicarla y no justificar las situaciones de violencia en las que pueda verse envuelta culpabilizándola de ellas, en este caso, por las relaciones sociales o sentimentales que en su derecho pueda o no tener”, remarcó la CNHJ.

Por todo esto el partido se deslindó de los comentarios que revictimizan a las mujeres por parte de las autoridades, aunque sean de Morena.

“En conclusión, Morena no comparte las visiones o comentarios en el que la mujer sea revictimizada por quienes deben tutelar su acceso a una vida libre de violencia. Morena lucha contra la violencia y contra todas las formas de opresión. El respeto a los derechos humanos y a la dignidad de las personas es un pilar fundamental de nuestra organización”, refiere el expediente.

Además de las supuestas violaciones a los estatutos, el órgano intrapartidista culpó a Barbosa Huerta ir contra la Declaración de Principios y el Programa de Acción de Lucha de Morena.

Dan 5 días para defenderse

Tras oficializar el procedimiento sancionador, la CNHJ otorgó a Barbosa Huerta un plazo de cinco días hábiles para responder a las acusaciones y presentar su defensa.

Como la comisión dio a conocer desde el viernes el inicio de las investigaciones de oficio, es decir, sin ninguna denuncia de por medio, el fin de semana diputados locales afines al gobernador salieron en su defensa, justificaron sus dichos y solicitaron reconsiderar el proceso en su contra.