Puebla fue una de las 16 entidades que, al no destacar en ninguno de los rubros del Índice de Competitividad Estatal 2020, fue ubicada en el "Muro de la vergüenza" del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), al mostrar retroceso o estancamiento en sus indicadores.

El estudio que se publica cada dos años fue presentado este miércoles con datos actualizados hasta 2018, aunque se destacó que los resultados pueden ayudar a los estados para definir acciones de cara a la actual crisis por coronavirus.

En esta última edición, Puebla figura en el área de las entidades que no ganaron medallas, al igual que Chiapas, Durango, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Estado de México, Michoacán, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas.

Sobre ellos se expuso que no están a nivel de “competencia” de los demás estados que sí destacaron en los indicadores evaluados.

En contraste, la Ciudad de México figuró con cuatro medallas de primer lugar, Querétaro con tres, mientras que ChihuahuaColima y Yucatán obtuvieron una. Adicionalmente otros once estados obtuvieron alguna medalla de plata o bronce por destacar en alguno de los indicadores.

Puebla por abajo del promedio

De los 10 indicadores contemplados por el Índice de Competitividad Estatal 2020, Puebla se ubicó por debajo del promedio nacional en siete rubros, los cuales son: Derecho; Medio Ambiente; Sociedad; Sistema Político; Gobierno; Precursores; Relaciones Internacionales.

Mientras que en las áreas de Mercado de Factores; Economía; e Innovación se ubicó por arriba del promedio, pero la calificación solamente le alcanzó en uno de los casos para aparecer entre los primeros diez estados.

La mejor posición que tuvo fue en el área de Innovación y sofisticación en los sectores económicos, con el lugar 7 nacional, con una calificación de 55.49 puntos.

De los diez indicadores, la entidad poblana mostró un retroceso o estancamiento en la mitad en comparación con datos del Índice de Competitividad Estatal 2018.

Los rubros donde hubo un retroceso o no hubo cambios, fueron los de Innovación, pues en las dos últimas mediciones ocupó el lugar número siete; en Derecho descendió al pasar de la posición 11 a la 19; en Sociedad permaneció en la posición 28; en el Sistema Político pasó del lugar 28 al 30; mientras que en Gobierno fue el sitio 16 cuando antes ocupó el lugar 14.

Sociedad y Política, los peores calificados

En la más reciente edición del Índice, Puebla ocupó la posición número 30 nacional en la evaluación del sistema político estable y funcional, obteniendo una calificación de 26.20 puntos, tan solo por arriba de Veracruz y Sonora que tuvieron una calificación de 21.2 puntos.

Dicho índice evalúa la incidencia y percepción de corrupción, tanto estatal como de los partidos políticos; también las finanzas públicas, la competencia electoral, las barreras a candidatos independientes y la equidad en el Congreso local.

Otros factores que se incluyen es la legislación del matrimonio igualitario, donde Puebla sólo tuvo 9.71 puntos sobre los 20.73 posibles; asimismo se incluyen las agresiones a periodistas donde se le otorgaron 45 puntos a la entidad.

Otro indicador bajo fue el de sociedad incluyente, preparada y sana, donde ocupó la posición 28 a nivel nacional con una calificación de 38.31 puntos, por encima de Michoacán, Guerrero, Oaxaca y Chiapas.

Aunque la posición a nivel nacional no cambió en comparación con la medición anterior, demuestra que en dos años no hubo un avance en aspectos como pobreza, escuelas de calidad, servicios de salud, migración, esperanza de vida, aumento de la escolaridad y acceso a servicios básicos.