Una joven periodista llamada Carla Rangel se baja del carro y observa con inquietud el lugar. Allí, en esa mansión tragada por el óxido del tiempo, vive Rubí, una mujer que se convirtió en una leyenda negra que devastó de amor a muchos hombres, es como inicia la sinopsis de la telenovela producida por Televisa.

Carla entra a un espacio denso, demasiado oscuro para la hora del día. De pronto, escucha una voz que le da la bienvenida: “¿Para qué quiere usted entrevistarme? ¿No le advirtieron que yo era veneno?”, pregunta Rubí.

Aquí la psicología de los personajes de la trama:

RUBÍ (Camila Sodi)

Es una joven y ambiciosa estudiante de comunicación social de origen humilde, que siempre ha renegado de su pobreza, pero apela a su inquietante belleza y enorme capacidad de seducción, para conquistar dinero, fama y poder, sin importarle a quien se lleve por delante. Se enamora profundamente de Alejandro Cárdenas, pensando que es millonario, pero al descubrir que no lo es, lo apartará de su vida, muy a su pesar.

ALEJANDRO (José Ron)

Destacado cardiólogo que ha logrado hacer una carrera impecable y que ve su mundo derrumbarse cuando lo abandona la única mujer que ha amado, Rubí. Intentará una nueva relación con una colega, Sonia, pero el fantasma de Rubí estará siempre al acecho. Él es la primera gran víctima de Rubí.

HÉCTOR (Rodrigo Guirao)

Famoso y exitoso arquitecto, con un oscuro pasado familiar. Comprometido con Maribel, decide dejarla plantada en el altar para escaparse con Rubí. Cuando Rubí lo abandona por otro hombre, se obsesiona con ella al grado de perder el control de su vida. Es el primer peldaño en la escalera de poder que construirá Rubí

LUCAS (Marcus Ornellas)

El afamado “Zar de la moda” es un diseñador y empresario que, también obsesionado por Rubí, le ofrece la ruta de la fama y la lleva a tocar los cuernos de la luna como modelo internacional, mientras la convierte en su pareja. Él es el segundo peldaño de Rubí.

PRÍNCIPE EDUARDO (Rubén Sanz)

Príncipe de la Realeza Española que cae rendido ante los encantos de Rubí y no duda en hacer lo necesario para arrebatársela a Lucas. En la espiral de su ascenso, para Rubí, Eduardo es su tercer peldaño.

REFUGIO (Mayrín Villanueva)

Es una mujer que parece haber inventado la palabra familia. Es madre de Rubí y Cristina, de quienes se hace cargo desde muy pequeñas, tras el abandono de su esposo. Saca adelante a su familia vendiendo tamales y quesadillas en un mercado humilde. Los sufrimientos que le provoca el comportamiento de Rubí son demasiado para su frágil corazón y, luego de una abrumadora discusión con su hija, muere de un infarto.

CRISTINA (Tania Lizardo)

Es la hermana mayor de Rubí y madre de Fernandita. Es una mujer voluntariosa y trabajadora, que lucha por criar decentemente a su hija. Encuentra en Cayetano al hombre con quién desea formar una familia. Su personalidad choca frontalmente con la de Rubí, lo que genera conflictos permanentes entre ambas.

CAYETANO (Antonio Fortier)

Tan sensible como humilde, el chofer de don Arturo se convierte en novio de Cristina y casi un padre para Fernandita. A la vez, es repudiado por Rubí por tener la misma “enfermedad” que su familia: la pobreza. Rubí urdirá una trágica componenda en su contra que lo llevará a la cárcel, donde morirá víctima de la violencia carcelaria.

BORIS (Henry Zakka)

Tan rotundo y parco como una estatua, Boris será el sirviente de Lucas. Establece una gran empatía con Rubí cuando esta se muda a vivir a la mansión de Lucas. Con el pasar de los años, será él quien acompañe a Rubí cuando sea excomulgada del mundo y confinada a su particular soledad.

MARIBEL (Kimberly Dos Ramos)

Una joven de sociedad, amiga de Rubí y compañeras en la universidad. Ha tenido que lidiar con la pérdida de una de sus piernas, provocada por un accidente, y con el consecuente rechazo de algunas personas.

Conoce a Héctor a través de las redes sociales y se comprometen en matrimonio, pero todo cambia cuando Rubí lo engancha y se escapa con él. Con el paso del tiempo, transformará su rabia en virtud, se convierte en una atleta paralímpica y crea una fundación para ayudar a tantos otros que como ella han sufrido amputaciones y padecen por el prejuicio y la exclusión social.

CARLA (Ela Velden)

Es una joven periodista interesada en el pasado de Rubí, consigue entrevistarla durante varios días y arma un minucioso reportaje sobre su vida, que termina en un libro. Todo lo que Rubí le cuenta remueve profundamente los sentimientos de ambas, al descubrir todo lo que tienen en común.