Más de la mitad de los concursos de licitación que el gobierno del estado abrió en el primer trimestre de 2020 fueron cancelados o declarados como desiertos.

De 19 procedimientos que la Secretaría de Administración reportó en los primeros tres meses del año, se concretaron solo cinco, los cuales representaron un desembolso por 117.1 millones de pesos.

En el transcurso de la administración del gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, que el primero de agosto cumplirá un año en el cargo, la dependencia encargada de aplicar el gasto estatal ha tenido tres titulares.

Tras el último movimiento, en octubre del año pasado, el mandatario señaló que un bloque de licitaciones se repetiría al considerar que hubo vicios en su realización.

No concretan compras

De acuerdo con la información publicada por la administración estatal en su portal electrónico, entre enero y marzo la Secretaría de Administración abrió 19 concursos de licitación pública, de los que 8 fueron declarados como desiertas.

La Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público Estatal y Municipal prevé diversas condiciones para que una licitación se declare desierta, como cuando las propuestas presentadas por las empresas no reúnan los requisitos previstos en las bases.

La normativa también contempla como condición que los precios no fueran aceptables con base al presupuesto autorizado, se inscriban menos de tres licitantes o habiéndose inscrito, no se presente ninguna propuesta.

Los concursos que fueron declarados desiertos tenían que ver con la compra de un vehículo para la Escuela Normal Rural Carmen Serdán, con la contratación del servicio de jardinería, fumigación, suministro de combustible y distribución de agua purificada para las dependencias estatales.

Las compras también tenían que ver con el servicio de alimentos para el Hospital del Niño poblano y para el Centro Estatal de Salud Mental (CESAME); con el servicio de osteosíntesis y endoprotésis para el ISSSTEP.

En tanto, fueron canceladas las licitaciones previstas para contratar servicios médicos locales y foráneos, de laboratorio, adquisición de medicamentos e insumos médicos desechables para el ISSSTEP.

Realizan compras por 117 mdp

Las cinco licitaciones que el gobierno del estado sí reportó y concretó, tienen que ver con el servicio de impresión de formas oficiales para dependencias estatales y para la Fiscalía General del Estado, que ganó la empresa Comercializadora Versirg S.A. de C.V., por 40.7 millones de pesos.

La administración estatal formalizó otra compra por 26.1 millones de pesos para el mantenimiento integral para los vehículos estatales, con tres empresas: Afinaciones Avanzadas, Reyes Huerta Cholula, Servicio Automotriz EPS Valsequillo, así como a la persona física de nombre Sergio López Ramos.

Con 23.6 millones de pesos, el gobierno del estado contrató el servicio de limpieza para las dependencias estatales con J.J. Limpieza y Mantenimiento Profesional S.A. de C.V.

Otra licitación tiene que ver con el mantenimiento a tomas de oxígeno para los Servicios de Salud de Puebla, que se contrató con Grupo Ecológico Internacional S.A de C.V., por 16.9 millones de pesos.

La contratación menos onerosa fue para el servicio de fotocopiado e impresión para las dependencias estatales, por 9.8 millones de pesos, con Sistemas Contino S.A de C.V.

El pasado 15 de octubre el gobernador dio a conocer el relevo de María Concepción Lugo Alarcón como secretaria de Administración y en su lugar designó a Rosa de la Paz Urtuzuástegui Carrillo. La primera estuvo al frente de la dependencia por casi dos meses.

Lugo llegó al gobierno del estado el 19 de agosto del año pasado, para sustituir a Salomón Kuri Contreras, quien renunció como secretario de Administración a menos de 20 días del inicio de la gestión de Barbosa.