En medio de la contingencia sanitaria por Covid-19, el Semefo de Tehuacán llegó a su límite. Ahora solo cuenta con cuatro espacios para los cadáveres y por el número de muertes han colocado hasta dos cuerpos por gaveta, bajo la misma situación se encuentra el Panteón Municipal.

Así lo indicaron ciudadanos del municipio que han pasado por una pérdida en los últimos días, por lo que solicitan al ayuntamiento que vigile las condiciones bajo las cuales opera este inmueble.

“Nuestros familiares se merecen un trato digno, no es justo que estén poniendo a dos personas en la misma gaveta, esas no son condiciones”, comentó Diana N., quién perdió a su padre a causa de la diabetes el pasado 8 de junio.

Por su parte, Gustavo Salazar Arvizu, administrador del Panteón Municipal, indicó que actualmente solo se cuenta con cuatro espacios disponibles para los cuerpos, pero ya hay proyectos para mejorar el Servicio Médico Forense (Semefo), pues es de suma importancia que este lugar opere al 100 por ciento, tomando en cuenta que también municipios de la región requieren de este espacio.

De igual manera, agregó que el Panteón Municipal ya llegó a su máxima capacidad, pues aunque se puede seguir sepultando a los fallecidos, ya no hay espacios para vender y es que en un solo lugar se puede colocar a más de una persona en determinado momento.

Para esos espacios hay varios proyectos como: la creación de nichos para las cenizas, un horno crematorio ecológico y el anfiteatro para una cámara frigorífica de mayor capacidad, así como otro espacio para crear otro Panteón Municipal, sin embargo están a la espera de que el Cabildo les autorice llevar a cabo las iniciativas.

Robles Arvizu aseveró que ante la falta de espacios para vender en el camposanto, se exhorta a los familiares de los fallecidos llevar a su ser querido a los panteones de las juntas auxiliares, por ejemplo, a San Pedro Acoquiaco, San Pablo Tepetzingo, San Diego Chalma y otros.

Cabe hacer mención que desde la gestión municipal de la ex alcalde de Tehuacán, Ernestina Fernández Méndez, se dio a conocer que el panteón ya no podía seguir vendiendo espacios, pues ya todos estaban ocupados.