La oficina de prensa del ex diputado Eukid Castañón Herrera acusó a la administración de Miguel Barbosa Huerta de utilizar la estructura del gobierno estatal para perseguirlo políticamente y convertirlo en su “primer preso político”.

A través de un comunicado, el equipo del exlegislador confirmó que a éste le fue dictada prisión preventiva por cuatro meses, derivada de la nueva acusación.

“Pese a no existir competencia de la autoridad y elementos consistentes que prueben el delito que se le imputa al ex diputado federal, en una audiencia que comenzó la noche de este domingo y concluyó el lunes por la mañana, la juez Magally Escamilla Rodríguez negó las garantías a su derecho de libertad”, se expuso.

En la postura se acusa que la nueva investigación se desprende de una serie de declaraciones de la regidora de Atlixco, Julieta Camacho Mata, con quien desde hace tiempo Castañón Herrera ha sostenido una serie de “desencuentros” a raíz del rompimiento de una relación personal, y que no tiene que ver con la actividad empresarial del acusado.

Como parte de este nuevo proceso, la FGE llevó a cabo cuatro cateos el pasado 8 de mayo, de los cuales, dos fueron fallidos, pues los elementos equivocaron las direcciones e irrumpieron en domicilios de terceros al buscar inmuebles ligados a Herrera.

En esa fecha, la Fiscalía informó que cateó cuatro domicilios en la ciudad de Puebla vinculados con el ex diputado local y federal Eukid Castañón Herrera, de los que uno era utilizado como centro de operación de empresas fantasma y en otro halló equipos de comunicación.