El Consejo de salud de Teziutlán se reunió con el edil Carlos Peredo, con el objetivo de recapitular el paso de la contingencia por Covid-19 en el municipio, debido a que en este lugar las medidas preventivas entraron en vigor desde hace dos meses. 

El edil expuso que este proceso ha sido difícil para la sociedad y el comercio, pero a través de la buena organización y las buenas decisiones se logró que esta ciudad entrara en cuarentena a pesar de la actividad de municipios que se encuentran en la periferia que no tomaron alguna medida de prevención, con la colocación de filtros sanitarios en las entradas y salidas apegados al protocolo de sanidad y respondiendo ante la situación por COVID -19.

Señaló que un segundo punto fue tratar al transporte público que venían a Teziutlán desde diferentes puntos, sin ningún control, pues tenían a bordo 6 personas sin respetar ningún protocolo, también se trabajó con las líneas de autobuses para que realizaran su control sanitario, lo que arrojó en ese momento una respuesta positiva y con bastante éxito, por lo que el comportamiento social en la ciudad fue excelente, ya que en 4 días el municipio estaba tomando medidas responsables para evitar el coronavirus.

Dijo que ha sido un gobierno responsable de las actividades sanitarias por lo que preocupados por la economía de los comerciantes aportó 5 millones de pesos en microcréditos con recursos propios, para las personas que tuvieron que cerrar sus giros y locales ante la pandemia.

Implementaron 2 millones de pesos para la entrega de 9 mil 700 despensas por parte del sistema DIF municipal, además de alimento preparado a 270 familias de manera diaria.

En giros mercantiles se trabajó de manera eficaz para generar en el comerciante la prevención de algún contagio, siendo estrictos en el tema e inmovilizando los negocios que no respetaron los cierres, sin cobrar ningún tipo de multa.

Posteriormente ya pasando la cuarentena por coronavirus se implementaron acciones rápidas para la reactivación comercial de la ciudad donde el alcalde expresó “que el gobierno municipal, no se puede confrontar con un grupo de mil 170 personas que tienen concesiones de locales del mercado, por lo que se llegó al acuerdo de que el gobierno no daba el permiso para abrir comercios y que toda actividad quedaba bajo la responsabilidad de los comercios, con previa normatividad sanitaria apegada con un marco jurídico que condiciona la apertura bajo criterios bien definidos por la secretaría de salubridad”, dando paso a la elaboración de 15 manuales de normatividad sanitaria para cada giro comercial que se entregó y fue difundida a través de la página oficial del gobierno de Teziutlán, obteniendo hasta ahora buenos resultados. 

Carlos Peredo mencionó que aún falta mucho y el problema aún no está resuelto por lo que la sociedad debe de estar consciente de respetar las reglas y protegerse para evitar que Teziutlán genere un problema económico grave al hacer caso omiso a la normatividad estipulado por el gobierno municipal.

Indicó que si las circunstancias en Teziutlán cambiaran por algún descontrol o algún relajamiento de las normativas, se tendrá la capacidad de respuesta de respuesta de volver a cerrar los negocios y las fábricas por un bien común y una sociedad que necesita garantía de salud de sus habitantes”.  

También se tuvo el acuerdo en reunión de cabildo de que el gobierno municipal tuviera la capacidad de pagar pruebas privadas de detección de coronavirus, para poder ayudar al sector salud en una respuesta rápida y generando un cerco real con los pacientes que surgieran en esta población con resultados positivos del virus aportando datos importantes con cifras del gobierno local como:

  • Se llevan pagadas 13 pruebas de este tipo aplicadas a familiares de 6 pacientes positivos 
  • Por medio de datos aportados por el registro civil, en dos meses correspondientes a abril y mayo se llevan 57 decesos registrados en esta ciudad por coronavirus, de los cuales 12 son de Teziutlán, 1 solo 1 por COVID positivo, 3 por neumonía atípica (probable COVID) y 8 por neumonía atípica.
  • En actas de traslado y defunción realizadas para otros municipios arrojan 57 actas, de las cuales 33 fueron por COVID positivo, 13 de neumonía atípica (probable COVID) y 11 con neumonía atípica. destacando que solo una de ellas fue de este municipio.
  • Realizando la comparativa de los meses de abril y mayo, el registro civil separa datos por muertes naturales y diversas, en el mes de abril con 77 personas fallecidas y el mes de mayo 90 con un total de 167 muertes por los dos meses, donde solo una de ellas fue por COVID positivo, representando el .001 %.