El diputado federal del PRI, Eleusis Córdova Morán, afirmó que la Ley de Educación aprobada por el Congreso de Puebla, es un garrote político para meter en cintura a los grupos opositores del Gobierno de Miguel Barbosa Huerta.  

Explicó que debido a las imprecisiones que se encuentran establecidas en la legislación avalada por el legislativo estatal, en los artículos 105 y 121, se esconde la verdadera intención de controlar a la educación privada y presionar a los rectores de las universidades a través de la fiscalización de sus cuentas.  

“No hay otra explicación, es una ley para golpear a los rivales políticos; si no se alinean a los designios del gobernante en turno, la amenaza será expropiarles los edificios donde prestan sus servicios educativos o auditarles sus cuentas a las universidades”, aseguró.

Consideró que la ley se hizo al vapor y sin tomar en cuenta a los verdaderos expertos en educación, por lo que exhortó al Congreso estatal a realizar un parlamento abierto, con la finalidad de escuchar a todas las voces autorizadas en la materia y corregirle la plana a la citada ley.

Asimismo, exigió que se debe eliminar toda ambigüedad en sus términos para garantizar una educación de calidad y suprimir todo indicio de querer utilizar la ley como medio de presión política.