Decenas de elementos de la Policía Estatal se declararon en paro de labores la mañana de este martes con un mitin en las instalaciones de la 9 Oriente y 16 Sur, en protesta por los bajos salarios, el pésimo seguro de vida que tienen y por la llegada de personas ajenas a la corporación y al estado que han llegado a puestos estratégicos, empezando por la dirección de la dependencia.

Elementos de esta corporación confirmaron con fotografías la protesta que se lleva a cabo dentro del inmueble donde se ubican las oficinas de la Policía Estatal Preventiva, donde también colocaron lonas en los accesos y en algunas patrullas estacionadas afuera del edificio.

 



En las lonas y algunas cartulinas se pueden ver las principales demandas de los uniformados que versan sobre la homologación de salarios pues su sueldo es más bajo que el de los policías municipales de Puebla;  exigen un mejor seguro de vida y  atención al problema del Covid-19, ante los contagios en la corporación y la muerte de varios uniformados.

"En la policía de Puebla se tiene a personal capacitado y profesional para sacar adelante a la seguridad", dice otra de las lonas en relación a la llegada de personas ajenas a la corporación a puestos estratégicos, empezando por el secretario Raciel López Salazar y otros ex funcionarios de Chiapas que han colocado en la dependencia.

 

 

 

 

La protesta se realizó durante el cambio de turno sin embargo hasta el momento no se ha informado si los policías mantendrán el mitin y cumplirán con el paro de labores o si retomarán sus labores, pues aunque la Secretaría de Seguridad Pública aseguró que atenderían a una comisión, los policías denunciaron que no han sido atendidos.

Según las fuentes consultadas dentro de la corporación, la presente protesta se había intentado hacer en múltiples ocasiones desde hace varias semanas y los oficiales la habían postergado por temor a represalias, pero la situación actual en la corporación los ha llevado a tomar esta decisión.

Se suman al paro en municipios

Policías estatales de los municipios de  Esperanza, Teziutlán e Izúcar de Matamoros se sumaron al paro laboral en demanda de mejores condiciones de trabajo y exhibieron sus solicitudes en  cartulinas y en los parabrisas  de sus unidades.