Cada 25 días, la tarea que tienen los productores que se dan cita en la Plazuela de Santa Rita es lavar bien el área para cuidarse de la propagación del coronavirus en esta zona, donde llegan compradores no sólo de la región de Atlixco, sino de otros estados de la república.

Lorenzo Díaz Ortega, coordinador de este mercado, reiteró que en esta labor participan la mayoría de los vendedores, pues además las naves de venta son extensas y se requiere que todos ayuden a mantener limpio. A esto se le suma la sanitización que realiza el gobierno local cada semana.

Además cuentan con lavamanos y túneles sanitizantes, con el fin de reforzar el sistema inmunológico de los que llegan al lugar, hay que recordar que en esta plazuela del productor convergen hasta seis mil vendedores de al menos 10 municipios cercanos a Atlixco, quienes sin intermediarios ofrecen sus cosechas.

De igual manera se aplica el operativo de revisión tanto a la entrada como al interior del mercado para que los comerciantes cumplan con el uso del cubrebocas sin excusas ni pretextos, sobre todo, los días jueves que llegan a ingresar al menos 400 camionetas con tres o cuatro gentes cada una.

Esto mediante previo acuerdo en asamblea donde los mismos jornaleros aprobaron las medidas y la estrategia para mantener libre de contagios esta zona, ya que representa su único punto de venta y el sustento diario de sus familias, por ello estuvieron dispuestos a sumarse en la limpieza y así evitar que en algún momento dado se cierre la venta en la plazuela del productor.