A pesar de que la cerveza no es un producto de la canasta básica, sí registra un alto consumo entre la sociedad mexicana, es por eso, que durante las últimas semanas se escaseó y su precio se elevó hasta un 40 por ciento, pero esto no es impedimento para que sea uno de los artículos más buscados en el municipio de Acatlán durante la contingencia.

Como parte del llamado del gobierno federal de que las plantas de las empresas cerveceras del país cerraran su producción, diversas tiendas y negocios de autoservicio dejaron de surtirse de cerveza en sus diversas presentaciones, lo que originó el desabasto en su totalidad, y algunos comercios elevaron sus precios.

Desde hace dos semanas las cervezas empezaron a escasear en tiendas de autoservicio, lo que además implicó que el precio se incrementara en gran cantidad durante los últimos días, ante la falta de este producto y la venta en establecimientos no autorizados.

La escasez de cervezas ha originado el alza de sus precios, -“anteriormente una cerveza modelo latón costaba 22 pesos, hoy su precio es de 37 pesos, y por 6 piezas 220 pesos”.

Para muchos comerciantes de tendejones la venta de cervezas ante esta pandemia se ha convertido en un negocio, ya que las principales tiendas proveedoras de cervezas se han quedado sin producto.

Algunos comercios previos a la escasez se adelantaron a comprar grandes cantidades de cerveza en Mi bodega Aurrera, hoy su dinero lo están recuperando considerablemente.

Hasta el momento en las tiendas de autoservicio como el OXXO Y SIX se encuentra a la venta únicamente cerveza artesanal o extranjera, lo que ha obligado a los consumidores a consumir bebidas alcohólicas en botella, ya que expresaron que les sale más barato comprar una botella de tequila o de whisky que 6 cervezas de latón.