A las declaraciones de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien advirtió que el semáforo para la reactivación será solamente federal, respondieron gobernadores como el de Jalisco, Enrique Alfaro, quien dijo que  “con la federación, respeto y comunicación, no subordinación”.

El mandatario añadió : “A pesar de que México atraviesa uno de los momentos más difíciles de la pandemia, aquí hemos cuidado bien la salud y la vida de los jaliscienses. Por eso estamos listos para iniciar de manera gradual y con muchos cuidados nuestra recuperación económica”, según una nota del diario Reforma.

El Secretario de Salud de Nuevo León, Manuel de la O Cavazos, aseguró que esa entidad hará su propio semáforo. Señaló que respeta la opinión de la funcionaria federal, pero no la comparte porque cada Estado tiene sus propias necesidades. “Ellos hacen el semáforo y nosotros le ponemos el color. Ponemos si es rojo, naranja, amarillo o verde”, dijo De la O.

El Gobernador de Guanajuato, Diego Sinhué Rodríguez, dijo a REFORMA que su estado está obligado a una ruta propia y continuar con el semáforo local que estableció el pasado lunes.

La Asociación de Gobernadores del PAN expresó que la operación del semáforo epidemiológico para la reactivación de actividades debe contemplar el punto de vista de autoridades estatales.

Por la noche, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell, insistió en la operación de un solo semáforo nacional para evitar riesgos de evaluación con criterios diferentes.