La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, advirtió a los gobernadores que no podrán utilizar semáforos estatales para medir el nivel de contagios de coronavirus y definir el regreso a las actividades, por lo que deberán apegarse a lo que marque el gobierno federal.

Luis Miguel Barbosa en Puebla indicó que este miércoles presentaría el suyo para identificar a los municipios y sectores económicos que retornarían paulatinamente a sus actividades, tras la cuarentena por la contingencia sanitaria.

Durante la reunión que este martes sostuvo la funcionaria federal con los integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), Sánchez refirió también que es necesario empezar con la activación de empresas para no afectar a la economía.

Tras el encuentro, los gobernadores de Morelos y Puebla, Cuauhtémoc Blanco y Luis Miguel Barbosa, advirtieron que no hay condiciones en sus estados para retomar actividades, según reportaron medios de comunicación nacionales.

Pide coordinación federal

La funcionaria federal indicó que la determinación de cuándo reanudar las labores será únicamente con base en el semáforo federal, pues de lo contrario habría descontrol y falta de coordinación entre los estados y la federación.

“… el semáforo debe ser un semáforo federal, no podemos tener consideración de semáforos locales, porque entonces sería una descoordinación total en nuestro país, de cada quien tiene su propio semáforo, cada quien abre cuándo quiere, cada quien cierra cuando quiere, no, debemos yo creo que tener una coordinación federal… para que todos vayamos en la misma gradualidad y en la misma normalidad”, expuso en un video que fue circulado por medios de comunicación.

Apenas este martes, Barbosa Huerta anunció la presentación de un semáforo para medir la dispersión del virus con datos del estado, pues indicó que a diferencia de la federación, el gobierno del estado tiene el pulso de lo que ocurre en los municipios.

El mandatario indicó que la herramienta sería construida con la opinión de expertos epidemiólogos y que contaría con los mismos colores del semáforo federal: verde, amarillo, naranja y rojo, para indicar el nivel de contagios.

De acuerdo con los reportes de medios nacionales, fueron más de 10 los gobernadores los que plantearon la necesidad de tener semáforos estatales, entre ellos, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, quien incluso hace uso de esa herramienta desde hace una semana.

Hay que recordar que el gobernador poblano también ha insistido en que el alto número de casos de Covid-19 en Puebla –un promedio de 120 por día-, impide que se reanuden las labores del sector automotriz, pues abarca a más de 40 mil trabajadores que, al movilizarse, podrían disparar los contagios.

Por su parte, la federación sostiene que los gobernadores son libres de determinar las fechas para la reanudación de labores, aunque a nivel federal emitió un decreto en donde permite a la rama automotriz hacerlo a partir del primero de junio.

Entorno de VW no es apto para regreso al trabajo: Barbosa 

Por la mañana, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta refirió que para definir el reinicio de actividades en Volkswagen, no debe tomarse en cuenta solo lo que ocurra en su interior sino en su entorno.

Indicó que la firma alemana está en su derecho de recurrir a estrategias legales en contra del decreto que emitió el pasado viernes, en el que señala que no hay condiciones en Puebla para que reanude su producción a partir del primero de junio.

La armadora emitió un comunicado este lunes en el que indicó que analiza vías legales para retomar actividades aun cuando el gobierno del estado rechazó las medidas.

Barbosa refirió a su vez que envió una carta a la armadora en la que expuso que respeta su comportamiento así como su derecho a recurrir a tribunales.

“… también emití un boletín de que sus parámetros de seguridad son del más alto nivel, pero lo que hay que revisar es el entorno social, no la forma como se desempeña dentro de la empresa. “ Emití  un decreto en donde establecí que no hay condiciones en Puebla. Si quiere ir a tribunales, es su derecho, pero reconozco una enorme responsabilidad social en su comportamiento”, comentó.

El mandatario insistió en que si VW reanuda labores activará el traslado de miles de trabajadores, con lo que también se reanudan los servicios que requieren, como transporte, alimentación, entre otros, sobre lo que la planta no tiene control.

El gobernador anunció este martes un regreso escalonado de las actividades a partir de la tercera semana de junio, una vez que se reduzca el promedio de contagios diario de 120 a 80.