Se prevé que el regreso a los centros de trabajo para varios ciudadanos de Tehuacán sea durante la tercera semana de junio, luego del confinamiento, pero, para la clase trabajadora será adverso, ya que en la mayoría de empresas no existen las condiciones de seguridad e higiene que garanticen evitar un contagio de este virus.

Así lo dio a conocer el presidente de la Comisión de Derechos Humanos y Laborales del Valle de Tehuacán, Martín Barrios Hernández, quien también mencionó que es necesario que ante la reactivación laboral, las autoridades vigilen, sobre todo, en la industria maquiladora, las condiciones de seguridad social.

Señaló que por las condiciones que representa la economía en estos momentos, los obreros podrían enfrentarse a recibir bajos salarios con tal de trabajar.

Agregó que, durante la cuarentena, tuvieron el reporte de que varias empresas de la confección aprovecharon para culminar la relación laboral con sus obreros, para no pagarles lo que les correspondía por ley, por lo que se estima que 3 de cada 10 trabajadores fueron despedidos y fueron obligados a firmar sus renuncias, o bien, les redujeron su jornada de trabajo.

Refirió que la problemática que se registra en la industria del vestido en esta ciudad con el retorno laboral, es que no se pueden apegar al modelo que indica el Gobierno Federal, que está basado en un esquema del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ya que no se pueden establecer los protocolos de distanciamiento y de seguridad para evitar posibles contagios de Covid-19, pues la mayoría de los trabajadores no están afiliados.