Padres de familia, representantes de escuelas particulares y rectores de universidades criticaron la aprobación “fast track” de la nueva Ley de Educación de Puebla por parte de los diputados de Juntos Haremos Historia que integran la Comisión de Educación en el Congreso y que este viernes buscan ratificar en el Pleno.

Además de considerar que es impositiva, contener rasgos de ilegalidad, contemplar obligaciones excesivas, vulnerar la autogestión y decisión sobre los recursos de las instituciones y elevar la burocracia, reprocharon que no se les haya tomado en cuenta para su discusión.

En entrevista con e-consulta, el presidente de la Asociación Estatal de Padres de Familia (AEPF) en Puebla, Alejandro Águila Argüelles, cuestionó que los tutores no fueran incluidos en la discusión o análisis de la legislación, por lo cual ya pidieron el documento para analizarlo a detalle.

"No tengo en este momento todos los datos de lo que dice esa ley, porque como todos sabemos todo lo legislan tras bambalinas, porque no nos dan oportunidad de participar en esas mesas de trabajo o debates, es en ese sentido que nosotros estaríamos analizando y la vamos revisar, ya pedimos el documento", indicó.

Asimismo adelantó que los padres de familia manifestarán su descontento, aunque no precisó de qué manera, porque consideran que dicha iniciativa podría ser considerada inconstitucional y señaló que sus hijos son los que se verán afectados con las adecuaciones en los colegios particulares.

"Estaremos manifestando una posición del tamaño que deba de ser, porque nosotros representamos a los padres de familia pero en la persona de nuestros hijos, porque son nuestros hijos los que se ven afectados con las medidas y componendas que hacen sobre el escritorio, los que se dicen representantes de nosotros y nos representan. Son arbitrariedades a lo que marca la ley de entrada, yo quería decirle que esto lo estamos considerando como un acto inconstitucional", expuso.

Reconoció que el Consorcio Universitario haya alzado la voz previo a la aprobación de la ley, sin embargo consideró que no debió hacerlo por separado sino en conjunto con otros colegios y padres de familia, para que se vea como una unidad y no como una postura política.

"El Consorcio Universitario se puede manifestar, pero se manifiesta como un ente separado y aquí lo lamentable de estos casos y de eso es que se aprovechan los legisladores y el Congreso de que cada quien trabaja y lleva agua para su molino, para cuando les conviene", consideró.

Escuelas temen arbitrariedad gubernamental

Por su parte Arturo Guerra Bebolla, presidente de la Federación de Escuelas Particulares de Puebla, señaló que con otros representantes del sector educativo presentaron una propuesta buscando mejorar la ley antes de su aprobación, sin embargo la misma fue ignorada, a pesar de que solamente plantearon el diálogo y tener participación en la discusión.

"Hay ambigüedades y en ese sentido habría que clarificar cosas, habrá que puntualizar algunas otras porque esto se puede prestar a malas interpretaciones y a veces genera enemistad, cuando lo que se busca es un espíritu de amistad y todo", indicó.

Aseguró que existe el temor de que el estado pueda modificar aspectos de los planteles en cuestión de construcción e infraestructura, pero ante la ambigüedad piden definir y dialogar para conocer cuál es la intención de las autoridades con la aprobación de esa ley.

En este sentido señaló que buscarán una plática con el gobernador para que les expliquen hasta dónde llega su responsabilidad como instituciones y hasta dónde puede hacerlo el estado, ya que es trabajo conjunto y no solo de ellos.

"Porque somos parte de la sociedad y como somos parte de esa sociedad y si están gobernando a una sociedad, en cierta manera somos parte de esa sociedad y tenemos derecho de establecer postura, criterios y dialogar nuestra experiencia  y nuestra visión", explicó.

La aprueban fast track pese a oposición

A tan solo unas horas de que diera inicio la sesión de la Comisión de Educación del Congreso, el Consorcio Universitario publicó un posicionamiento en el cual señaló que la nueva Ley de Educación de Puebla es confusa y sobre regulatoria, por lo que pedía a los legisladores un trabajo de mejora.

"La iniciativa presenta disposiciones de carácter general que no reconocen a los particulares ningún derecho, excepto el de impartir educación en sus diversos tipos y modalidades. Algunas de las obligaciones introducidas resultan excesivas", dice el documento que enumera los aspectos más delicados en los que afecta a la administración de estos espacios.

Las universidades consideran que la nueva legislación contempla obligaciones excesivas, eleva la supervisión y vigilancia del estado, vulnera la autogestión y decisión sobre los recursos de las instituciones, es imprecisa sobre la tutela de bienes inmuebles, aumenta la burocracia e incluso puede prestarse a casos de corrupción.

Análisis Ley Educación by reportero econsulta on Scribd

Sin embargo las posturas de los universitarios fueron ignoradas por la Comisión de Educación del Congreso y a tres días de que fue presentada por el gobernador Miguel Barbosa Huerta, la reforma de Ley de Educación de Puebla fue aprobaba y será este viernes en una sesión por internet que el pleno la ratifique.

Cabe señalar que dentro del Poder Legislativo la oposición también presentó 32 propuestas de reforma a la ley, de las cuales solamente una fue admitida y el resto rechazadas, incluida la de poder incluir a cinco integrantes del sector educativo para aportar su conocimiento y detectar posibles mejoras.