Aunque el presidente López Obrador afirmó  que su gobierno ya no gasta en comprar y rentar vehículos nuevos, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) compró el 30 de octubre 2 mil 234 camionetas Cheyenne para la Guardia Nacional, mediante adjudicación directa a Grupo Andrade, que cobró mil 407 millones de pesos.

Beneficiarios de otras compras similares son Jet Van Car Rental y la empresa LUMO de Luis Humberto Montaño García, un priista y ex funcionario mexiquense vinculado a Enrique Peña.

La Presidencia de la República no ha comprado vehículos, pero el resto de las dependencias siguen requiriendo miles de ellos para operar, según una nota del diario Reforma.

La mayoría de las flotas se contratan mediante arrendamientos, salvo las que son para tareas de seguridad, que aún se compran, como se hacía desde el sexenio pasado.

Ya en 2020, Sedena compró 285 camiones de diversas capacidades, así como 11 ambulancias, todos con costo de 320 millones de pesos, también a Grupo Andrade. La Secretaría de Hacienda, licitó la renta consolidada de 6 mil 500 vehículos para 45 dependencias por un monto máximo de 3 mil 417 millones de pesos. LUMO Financiera del Centro ha sido de las empresas más ganadoras en este gobierno.

Además de varias partidas del concurso de la SHCP, tiene contratos de Segalmex, la Secretaría de Salud, el Servicio Geológico Mexicano y la Secretaría de Bienestar, varios por adjudicación directa, que suman hasta 854 millones de pesos. Otra empresa exitosa ha sido Jet Van Car Rental. El SAT la contrató para rentar 79 camionetas SUV blindadas hasta 2023, por 277 millones de pesos. Segalmex le pagará hasta mil 988 millones por 700 camiones y tractocamiones, y también ganó parte de los contratos de SHCP y CFE.

Esta última tendrá acceso a 9 mil 856 unidades hasta 2024, mediante convenio con cuatro empresas que, durante todo el periodo, cobrarán un máximo de 4 mil 756 millones de pesos.