El secretario del Trabajo en el estado, Abelardo Cuéllar Delgado, informó que algunas empresas que permanecen abiertas simulan que cumplen con las medidas de sanitarias para evitar contagios por Covid-19, además de que sólo 31 empresas atendieron la medida de cerrar por no prestar un servicio esencial.

En videoconferencia por el Martes Ciudadano, el secretario reveló que cuando los inspectores hacen revisiones, los patrones arreglan todo antes de que ingresen al centro laboral pero los trabajadores, por temor, no dicen las irregularidades.

Sin dar el nombre de las empresas, por protección de datos, indicó que los funcionarios estatales reciben las denuncias de los trabajadores vía telefónica o por otros medios, y explican las irregularidades en las que son obligados a trabajar y que por temor a alguna represalia no lo expresan en su momento.

"Cuando nos vamos, nos llaman y lo que nos dicen los trabajadores es que no se cumple con la sana distancia, no tienen el cubrebocas que deben de llevar en el desempeño de sus actividades y la sanitizacion no se da", indicó.

Por su parte Edith Cinto Rivera, subsecretaria de Empleo, Participación e Inspección de la Secretaría del Trabajo, comentó que desde que inició la contingencia sanitaria y hasta el momento, se han realizado 52 inspecciones y sólo 21 lugares tienen aval para continuar con sus actividades y a 31 los obligaron a suspenderlas ya que no son esenciales.