Así lo señalaron este jueves durante la presentación de la Encuesta de Seguimiento de los Efectos del Covid en el Bienestar de los Hogares Mexicanos" (Encovid), elaborada por el Instituto de Investigaciones para el Desarrollo con Equidad de la universidad.Para especialistas de la Universidad Iberoamericana, el Comité Oxford para el Alivio de la Hambruna (Oxfam) y el Centro de Estudios Espinosa Yglesias, es necesario que el gobierno mexicano subsidie sueldos ante los primeros efectos económicos del Covid-19.

El estudio realizado en la primera quincena de abril buscó identificar los primeros cambios en la economía y la salud de los mexicanos, con encuestas telefónicas a 833 mayores de edad, elegidos en proporción con las clases socioeconómicas del país.

Por ahora no hay resultados estatales y municipales, pero sí escenarios que permiten identificar que la enfermedad podría dejar más de 8.1 millones de personas sin empleo, a una tercera parte de los hogares con la mitad de los ingresos y brechas económicas más amplias.

Las propuestas de los especialistas para subsidiar los sueldos varían en montos, beneficiados que deberían ser considerados y mecanismos; sin embargo coinciden en que por lo menos deberían entregarse por tres meses.

En la misma encuesta, explicó la directora del instituto de la Universidad Iberoamericana, Graciela Teruel, se identificó un promedio mínimo necesario para los más afectados de 5 mil pesos por mes y la necesidad de mecanismos para atender la salud mental.

"Implementar un ingreso básico universal focalizado en  zonas de alta pobreza, no universal para todo el mundo sino focalizado en zonas de alta pobreza y otorgar servicios de ayuda, por ahora, mientras no podamos salir, vía telefónica, para aliviar los problemas de ansiedad y de salud mental", dijo.

Desde la perspectiva del director del Oxfam en MéxicoRicardo Fuentes - Nieva, en el escenario más favorable la inversión del gobierno para subsidiar ingresos podría representar un 1.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). 

Mientras que en el escenario de cifra más elevada de las previsiones del CEEY consideran que al gobierno podría costarle un 3.5 por ciento del PIB que representaría más de 1 mil millones de pesos y que los apoyos deberían centrarse en los sectores de la informalidad.

"Planeamos una transferencia para la población el sector informal de un salario mínimo, esto por tres meses y si nos dura tres meses vamos a tener que hacer un esfuerzo adicional", dijo su director Roberto Vélez.