Una vez más, Michael Jordan causó asombro entre sus seguidores con la serie The Last Dance al recordar una dolorosa experiencia; en el sexto capítulo del documental, reveló que en un partido de los Chicago Bulls le estaban sangrando los pies y pese al dolor siguió jugando como los grandes.

El encuentro 'doloroso' se dio frente a los New York Knicks en el Madison Square Garden, donde Jordan salió a la duela con los primeros tenis que utilizó en la NBA en 1984: “Para el medio tiempo mis pies estaban sangrando, pero estoy teniendo un buen juego, no quiero quitármelos”, mencionó en The Last Dance.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

PR

Una publicación compartida por King ModaMPORTS PREMIUM@kingmodas_) el

Pese a que los tenis le quedaban chicos y le estaban lastimando, Jordan decidió continuar con ellos hasta que finalizara el juego con los Knicks.

Al termino del partido, Michael Jordan sumó 42 puntos a su carrera profesional, ganó el encuentro con los Bulls tras un marcador 102-89 frente a los Knicks. "Es divertido volver aquí y jugar, y recordar algunos de los viejos tiempos y algunas de las cosas, algunos de los partidos que he tenido aquí, y los zapatos fueron parte de eso. Mis pies me están matando", fue la declaración de Jordan al término del partido.