La empresa Levanting Global Servicios LLC, propiedad de Baldemar Pérez Ríos, incumplió con la entrega de los 2 mil 500 dispositivos, por lo que el Seguro Social rescindió el contrato.

El Instituto Mexicano del Seguro Social rescindió el contrato para la adquisición de 2 mil 500 ventiladores médicos con la empresa Levantig Global Servicios LLC, propiedad de Baldemar Pérez Ríos, por incumplir con el plazo de entrega.
 
Los ventiladores que se utilizarían para atender la pandemia por Covid-19 debieron ser entregados el 14 de abril, 15 días naturales después de la firma del contrato, pero los dispositivos no llegaron. El contrato con IVA incluido ascendía a 93 millones de dólares, que al tipo de cambio del 30 de marzo, cuando se firmó, eran unos 2 mil 223 millones de pesos.

En un documento interno del IMSS, al que Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) tuvo acceso, fechado el 16 de abril del 2020, firmado por Juan Pablo Villa Barragán, titular de la Coordinación de Planeación e Infraestructura Médica, se explica la razón por la cual la institución médica decidió cancelar el contrato.
 
“El mencionado proveedor no realizó la entrega de los bienes en el término establecido”, dice el documento dirigido a Rubén González Herrera, titular de la Coordinación de Adquisición de Bienes y Contratación de Servicios del IMSS.

“El mencionado proveedor ha incumplido con lo establecido en el contrato, en virtud que a la fecha no ha llevado a cabo la entrega, recepción, distribución, instalación, puesta en operación y capacitación de los bienes adjudicados. Originando una grave afectación a la asistencia médica a los derechohabientes”.

El contrato era por tres modelos de ventiladores adulto/pediátrico: 500 ventiladores de traslado pediátrico, además de dos mil ventiladores adulto-pediátrico de dos tipos distintos, aunque no se especifican las características de cada uno.

El pasado 3 de abril, MCCI dio a conocer que el IMSS  adjudicó de manera directa un contrato con la empresa Levanting Global Servicios LLC por 2 mil 500 ventiladores pulmonares para atender la contingencia Covid-19.  

 
Posteriormente, MCCI PUBLICÓ cuestionamientos de tres expertos en aparatos biomédicos que señalaron el elevado costo de los equipos encargados por el IMSS; manifestaron además que ellos, con décadas en el mercado de estos aparatos, nunca habían escuchado de la empresa que recibió el contrato.
 
El 8 de abril, MCCI reveló que la proveedora del equipo médico era una empresa de servicios petroleros que fue constituida el 24 de febrero de 2015 en Missouri City, en la zona conurbada de Houston, Texas. En los registros de la oficina de finanzas de Texas, hasta 2018 aparecía como director de la empresa Baldemar Pérez Ríos (también mencionado como Baldemar Ríos, e incluso en otros documentos se le identifica como Valdemar).

 Esta información fue publicada originalmente por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad en: https://contralacorrupcion.mx/cancelan-compra-ventiladores-imss-levanting-global-covid-19/