Alrededor de 500 negocios considerados no esenciales, permanecen abiertos en el Centro Histórico de la ciudad de Puebla, reconoció el presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco), Marco Antonio Prosperi Calderón.

“Ciertamente por ahí hay algunos comercios que sí siguen abriendo, que son no esenciales, que siguen dando sus servicios. La verdad es que son mínimos, son muy pocos”, según una nota de La Jornada de Oriente.

Comentó extraoficialmente que han sabido de gimnasios y bares que se han negado a acatar el decreto presidencial.

Otros más, como zapaterías, operan, pero de manera intermitente, es decir que no abren todos los días o lo hacen con horarios irregulares o recortados.

Añadió que en el caso de la Canaco, 95 por ciento de las empresas agremiadas que no realizan tareas indispensables en estos momentos de la pandemia por el Covid–19 bajó temporalmente sus cortinas.

No obstante, comentó que la autoridad ya los visitó y realizó el exhorto a no seguir prestando sus servicios u ofrecer productos.

Pero también existen otros tantos no cuantificados que se ubican en la periferia de la capital y que en muchos casos se trata de micro comercios que no están en la formalidad.

“Sobre todo en mercados municipales y mercados de apoyo, en centros comerciales donde existe alguna tienda de estas de súper grande, de esas de cadena, afuera es donde desgraciadamente sigue habiendo mucha actividad de ciertos negocios que deberían estar cerrados, pero que siguen abiertos”.

Prosperi Calderón subrayó que las autoridades de Salud y el mismo ayuntamiento han sido prudentes para no sancionar, pero si invitar a detener labores.