Desde 78 mil hasta 489 mil pesos han perdido las pequeñas y medianas empresas del país por la contingencia sanitaria, informó el Centro Empresarial Puebla (CEP-Coparmex).

Fernando Treviño Núñez, presidente de la organización, dijo  que este día se emitió un documento a nivel nacional para solicitar al presidente Andrés Manuel López Obrador que autorice una partida extraordinaria de recursos que permita cubrir una parte del salario de los trabajadores.

"Proponemos que sólo durante el período de la emergencia autorice recursos extraordinarios financiados con los impuestos que todos pagamos, para que una parte de tu salario, se cubra con dinero que aporta la federación: es viable financieramente para la hacienda pública", señaló.

Aclaró que dicha solicitud está dirigida al gobierno federal, que es el que maneja los recursos de casi todos los recursos tributarios, contrario a los estados que sólo reciben el Impuesto Sobre la Nómina y el Impuesto Sobre los Servicios de Hospedaje, que en Puebla ya fueron condonados o pospuestos.

Para abundar en la importancia de lo que llamó Salario Solidario entre los empresarios y el gobierno, Treviño Núñez detalló que a nivel nacional han cerrado seis de cada diez MiPyMes (micro, pequeñas y medianas empresas) , además de que la mitad ha despedido a por lo menos un trabajador.

"El 66 por ciento de las MiPyMEs han cerrado totalmente su actividad, 48 por ciento ha despedido al menos a un empleado asalariado, 44 por ciento están pagando salarios a sus trabajadores con descuento de 20 a 50 por ciento, 82 % de las MiPyMes tienen una percepción negativa sobre el futuro para su negocio", reveló.

Manifestó que a nivel nacional la pérdida acumulada del 25 de marzo al 18 de abril, en promedio, por microempresa, es de 78 mil pesos; en la empresa pequeña es de 217 mil y en la empresa mediana es de 489 mil pesos.

Asimismo señaló que el 23 por ciento de las MiPyMes consideran que cerrarán definitivamente el negocio, el 19 cambiará el giro del negocio y el 58 aún no sabe qué va a hacer, por lo que destacó la importancia de recibir recursos por parte del gobierno federal para aminorar los efectos negativos.