El gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, suspendió la operación en Tijuana de la empresa de respiradores, Smiths Medical, que se envían a Estados Unidos, porque no aceptó dejar parte de su producción en México.

 “Se nos está muriendo la gente y no quisieron saber (de la solicitud) porque dijeron que su compromiso era con empresas internacionales. “Bueno, pues mi compromiso es con los bajacalifornianos, estoy seguro que el presidente (Andrés Manuel López Obrador) me va a respaldar en eso”, afirmó Bonilla, según una nota del periódico Reforma.

Baja California registra 17 muertes por el Covid-19, 11 de ellas en Tijuana y 6 en Mexicali,

Para evitar suspender actividades, directivos de Smiths Medical llamaron de manera directa al Canciller Marcelo Ebrard, reveló Bonilla, y también se comunicaron con el Embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau.