“Nadie le pide (al presidente) rescate como el Fobaproa. Es un grave error polarizar con eso diciendo que la petición de respaldo es similar al Fobaproa. No se vale”, dijo el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro.

Alfaro cuestionó que desde el gobierno federal se piense que las demandas de empresarios “sean un acto de egoísmo e irresponsabilidad”, y dijo que el gobierno debe encontrar mecanismos de apoyo para las empresas, según una nota del diario Reforma.

El  político de Movimiento Ciudadano, añadió que “si los empresarios están haciendo todo lo que está a su alcance para cuidar trabajadores nos parece que es indispensable que el gobierno de México plantee una ruta de apoyo para ellos. No piden condonación de impuestos, sino oxígeno para hacer su parte”, insistió.

En la reunión virtual que tuvieron el pasado lunes gobernadores con la Secretaria de Gobernación la exigencia principal fue poner en marcha diversas acciones para respaldar a las empresas y proteger a los sectores productivos ante el impacto económico del Covid-19.

“Que el IMSS y el Infonavit pudieran diferir el pago de cuotas durante dos meses, en defensa del empleo”, propuso el Gobernador de Tlaxcala, el priista Marco Mena, quien ayer se reunió con líderes de cámaras empresariales y organismos del sector privado para establecer una mesa de coordinación local.