El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta acusó al delegado en Puebla de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Alfredo Torres Campos, de ser omiso ante el incremento desmedido de precios que comercios realizan por la contingencia de Covid-19.

El mandatario indicó que tuvo que recurrir a la secretaria de Gobernación federal, Olga Sánchez Cordero, para que intervenga en el tema, pues la Profeco no ha respondido a sus llamados para regular los precios en la entidad.

“… fue el consejero jurídico a entregarle un escrito pero encontró todo cerrado y fue cuando hablé con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero para quejarme del papel de la Profeco en Puebla. Responsabilizo al delegado de omisión en sus obligaciones, de omisión grave en sus obligaciones de regular e impedir el abuso de acaparadores o de personas que están subiendo los precios”, declaró.

Incluso, el mandatario refirió que el delegado es oriundo de Guanajuato y no de Puebla.

El lunes, el mandatario acusó que el director nacional de la Profeco, Ricardo Sheffield Padilla, no atendía sus llamadas, por lo que no había podido hablar con él para que la dependencia actuara en el estado.

“He tratado de buscar al director de Profeco nacional, no me contesta el chocante a pesar de que lo conozco hace años. Fuimos diputados en el 2000 pero es un chocante… pero sí tenemos contacto con el delegado en el estado, ya está actuando”, refirió en esa ocasión.

De acuerdo con versiones periodísticas, productos como el huevo, el jitomate y la tortilla registraron un incremento en sus precios.

A través de un comunicado, la Profeco dio a conocer el martes, que los comercios Productos Avícolas El Calvario S. De R.L. De C.V; Comercializadora Suarez S.A. De C.V; y Distribuidora De Semillas Y Productos Del Campo La Herradura S.A. De C.V, fueron apercibidos por incrementar injustificadamente sus costos.