El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta acusó que el procurador federal del Consumidor (Profeco), Ricardo Sheffield Padilla, no ha atendido su llamado para revisar medidas para evitar alza de precios en Puebla.

“He tratado de buscar al director de Profeco nacional, no me contesta el chocante a pesar de que lo conozco hace años, fuimos diputados en el 2000 pero es un chocante… ¡me vale! Pero sí tenemos contacto con el delegado en el estado, ya está actuando”, refirió.

Sin embargo, el mandatario expuso que sí tiene comunicación con la delegación en el estado de la dependencia, para evitar que comerciantes intenten aprovecharse de la contingencia sanitaria para abusar en los precios de sus productos.

El mandatario aseguró que se mantendrá atento de que los precios en los productos no incrementen, pues es necesario evitar que “buitres”, en referencia a comerciantes abusivos, cobren de más a sus clientes, aprovechándose de la necesidad actual.

No prevén el uso de la fuerza pública

En el mismo sentido, señaló que su administración trabaja en un decreto para que el gobierno del estado entregue despensas a personas que se quedaron sin empleo durante la contingencia, y de esa forma evitar una crisis alimentaria.

Ante ello, no consideró conveniente el uso de la fuerza pública para lograr que las personas permanezcan en sus hogares durante la emergencia médica, pues refirió que no hay un toque de queda y las familias deben salir a buscar el sustento, de lo contrario se generaría un caos.

Hay que recordar que ayuntamientos como San Andrés Cholula y Puebla ya utilizan patrullas para que los policías utilicen los altavoces para recomendar a la ciudadanía que no salgan de sus hogares.