El Hospital Ángeles de Puebla dijo desconocer cómo y dónde se contagió de Covid-19 el camillero José Daniel Ortíz, quien trabajaba en el nosocomio y que tras presentar síntomas se internó en el Hospital Universitario de la BUAP donde este fin de semana murió.

A través de un comunicado publicado en redes sociales, el nosocomio privado lamentó el deceso de quien fuera su empleado, reconociéndolo por su alto nivel profesional y su actitud de servicio, sin embargo aseguró que no estaba asignado a ninguna de las áreas con pacientes confirmados o sospechosos de Covid-19.

"Jose Daniel Ortíz no estuvo asignado a ninguna de las áreas de aislamiento en las que se encuentran los pacientes sospechosos o confirmados con Covid-19. Desconocemos cómo se elaboró el diagnóstico sobre su fallecimiento ya que dicho colaborador recibió atención en otro centro de salud", dice el comunicado.

En el mismo escrito firmado por Elizabeth Castro Milla, directora general del Hospital Ángeles de Puebla, se detalla que todo el personal cuenta con equipo, uniformes y capacitación para la atención de pacientes de Covid-19, además de espacios para la constante sanitización de manos.

Aseguró que se brinda aislamiento físico y protocolos de atención a los pacientes confirmados o sospechosos de Coronavirus, mientras que el personal médico, de enfermería o administrativo que labora en las zonas de confinamiento cuenta con la posibilidad de aplicarse la prueba de detección sin ningún costo.

José Daniel es oficialmente el primer caso en Puebla de muerte por las afectaciones al sistema respiratorio e inmunológico que provoca el Covid-19, y aunque las autoridades presumen que el contagio ocurrió en el Hospital Ángeles, aún se realizan las indagatorias correspondientes para evitar la propagación del virus.