Hugo López-Gatell, subsecretario de la Secretaría de salud, lanzó un llamado enérgico a la población mexicana para que acaten las medidas sanitarias y no ocurra como en Italia o España.

El funcionario explicó que la curva de contagios en México pasó de la transmisión lenta a extremadamente acelerada, igual que en Italia (92 mil 427 contagios y 10 mil 23 decesos) o España (72 mil 248 casos y cinco mil 866 muertes).

López-Gatell llamó al gobierno, al sector social y al privado a ser responsables en su tarea de disminuir el flujo masivo de personas. Compara la situación y con la que han vivido otros países.

“Todas y todos debemos contribuir para que logremos reducir la intensidad de esta epidemia, por lo tanto, requerimos todas las medidas instruidas, no sólo aquellas que están encaminadas a la protección personal o de nuestro entorno íntimo, en el momento que logremos las medidas masivas, de inmovilización de actividad laboral, escolar y la concentración del espacio público tendremos un beneficio.”

La transmisión de este virus es impostergable.

En el reporte diario de casos de COVID-19, dado por José Luis Alomía Zegarra, director general de Epidemiología, este sábado se contabilizaron 848 positivos, 131 más que el viernes y 263 más que el jueves y 16 defunciones, lo doble que el jueves y dos mil 623 casos sospechosos.

"En la fase 3, que se avecina, conlleva el gran peligro de que se saturen los hospitales con casos graves y puede ocurrir el riesgo de que no sea posible atenderlos y tengamos muertes”, alertó López-Gatell.