Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del estado de Puebla acusan que hay amenazas de represión para uniformados sujetos a retirarse de sus cargos en la cuarentena prevista por el coronavirus.

De acuerdo con denuncias de los afectados, en áreas como las de Grupos Especiales y la Dirección de Carreteras se les ha notificado que una vez que regresen de ese periodo habrá cambios en sus condiciones laborales.

Los mismos consistirían en la salida de las áreas de trabajo a las que actualmente pertenecen y su reasignación a bases más lejanas.

Estas presiones se suman a la negativa que ayer se difundió en correos electrónicos para que se permitiera la salida del personal que tiene diabetes.

Hacia las 11:00 horas un mensaje dirigido a los mandos de diferentes bases llamaba a cumplir con la cuarentena y dos horas después se envió otro texto en el que se advierte que la orden se suspende hasta nuevo aviso.

La cuarentena para funcionarios públicos del gobierno del estado con salud en riesgo fue planteada desde hace dos semanas por el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, entró en vigor el pasado lunes 23 de marzo y está prevista para terminar el 19 de abril.

Entre los grupos a los que se consideran están los adultos mayores, las mujeres embarazadas y las personas con enfermedades crónico degenerativas como la diabetes.

De acuerdo con consultas realizadas a uniformados, en el caso de los adultos mayores estos ocupan mayoritariamente puestos administrativos y esta semana se les solicitó tramitar documentos para que les permitieran el retiro.