A partir de esta semana, sólo los días domingos se permitirán visitas familiares en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Miguel durante el tiempo que dure la contingencia sanitaria por el coronavirus, en tanto que los abogados podrán entrar con las medidas sanitarias pertinentes por espacio de cinco minutos.

A través de un comunicado colocado en el acceso de este centro penitenciario ubicado en la ciudad de Puebla se hizo esta notificación que tomó por sorpresa a los visitantes, al señalar que quedaban suspendidas las vistas de martes a sábado y que el domingo será el único día que se permitirían.
La disposición también aplicaría para los abogados que acuden a visitar a sus clientes para informarles de su situación legal, pero la administración del Cereso reculó y aprobó que los abogados pudieran entrar, de martes a sábado sólo por cinco minutos, para no entorpecer procedimientos penales.
Durante la conferencia matutina ofrecida por el gobernador Miguel Barbosa Huerta adelantó que se aplicarían medidas de contención de contagio en los centros penitenciarios del estado para prevenir que la población fuera susceptible de contraer el virus del Covid-19.
Sobre el caso específico de San Miguel, el mandatario estatal aseguró que en promedio se reciben 1 mil 200 visitas diarias bajo un esquema tolerante donde se permiten seis días a la semana, de martes a domingo, por lo que señaló que era necesario priorizar la salud de los internos.