PAN y PRI demandaron al gobierno de Puebla que por la contingencia del Covid—19 se suspenda el pago de servicios, impuestos, control vehicular y remplacamiento, y se otorguen subsidios a empresas para que cubran el sueldo al personal que esté en casa.

Las dirigencias de ambos partidos coincidieron en que el gobernador Miguel Barbosa Huerta debe crear una partida presupuestal de emergencia con recursos suficientes para enfrentar la cuarentena por el coronavirus.

El delegado nacional del PRI, Américo Zúñiga Martínez, propuso suspender dos meses el pago de todos los impuestos, incluyendo el Impuesto sobre la Nómina (ISN) que pagan las empresas, para evitar despidos de personal.

En entrevista telefónica pugnó porque se otorguen subsidios para cubrir con recursos públicos una parte del salario de los empleados que estén en aislamiento, para que el sector privado ponga la otra parte y los sueldos queden íntegros.

A la vez pidió prorrogar el pago de servicios, como el agua, la energía eléctrica, el gas y el servicio de limpia, a fin de que los ciudadanos que pasen un mal momento económicamente hablando, puedan reponerse tras la contingencia.

Elevar en 30 por ciento el salario del personal médico, aliarse con centrales de taxis y plataformas digitales para que ayuden en el traslado de pacientes y cerrar el espacio aéreo de la entidad son otras de las peticiones del dirigente.

Zúñiga Martínez enfatizó que lo anterior es adicional a lo que Barbosa Huerta de por sí está obligado a hacer, como aumentar el número de camas en los hospitales y adquirir de inmediato la mayor cantidad de pruebas para detectar el Covid—19.

Si bien no cuestionó la idea del gobernador de rentar un hospital privado, puntualizó que se deben equipar los hospitales públicos y librarlos del sobrecupo en el que se encuentran.

PAN pide cancelar reemplacamiento

La dirigente estatal del PAN, Genoveva Huerta Villegas, por su parte exigió suspender el cambio de placas vehiculares de forma indefinida.

Como Barbosa Huerta sólo pospuso para junio el reemplacamiento, la panista demando que se cancele hasta que solucione la crisis económica que se prevé a causa del Coronavirus.

Lo que sí consideró prorrogable es el pago del control vehicular, el cual pidió extender a todo lo que resta de 2020, pues el gobernador solo extendió el plazo a mayo.

La exdiputada federal también pidió subsidiar los servicios de energía eléctrica, agua potable e impuesto predial, así como disminuir el gasto corriente del gobierno estatal y reorientar una partida especial de 60 millones de pesos mensuales para el Banco de Alimentos.

De igual forma sugirió otorgar estímulos, aunque solo a las empresas poblanas, especialmente las pequeñas y medianas, para que los empleados no sean despedidos ni se les castigue el sueldo durante la cuarentena.