Desde este lunes y hasta el próximo 19 de abril permanecerán cerrados en Puebla cines, teatros, bares, centros nocturnos, salas de conciertos, salones de fiestas, entre otros establecimientos, con el fin de evitar contagios por Covid-19.

La Consejería Jurídica del gobierno estatal advirtió sanciones penales en contra de quien, con conocimiento de que es portador del patógeno, no realice una cuarentena y contagie deliberadamente a una persona, así como multas a quienes no respeten medidas como no realizar reuniones de más de 60 personas.

En el caso de Puebla, las autoridades confirmaron hasta el lunes por la mañana 17 casos de contagio, pero el secretario de Salud Jorge Humberto Uribe Téllez advirtió que en las próximas horas la cifra aumentaría porque estaban pendientes 48 exámenes.

Piden seguir medidas

Según anunció el consejero, se emitirá un decreto que contempla el cierre temporal de cines, teatros, salas de conciertos, bares, antros, así como la prohibición de realizar reuniones de más de 60 personas, por lo que salones de fiesta tampoco podrán abrir.

La administración estatal también pidió a restaurantes colocar sus mesas por lo menos a dos metros de distancia y utilizar métodos de sanidad para evitar la transmisión del virus.

En cuanto al transporte público, las medidas establecen que los pasajeros deben estar a 1.5 metros de distancia, además, los conductores deben dejar la primera fila de asientos sola para evitar que las personas estén en contacto con ellos y así ambas partes no estén en riesgo.

Los diez lineamientos dados a conocer este lunes son los siguientes:

1.-Suspensión de actividades y clausura temporal de salas de cine, teatro, auditorios, gimnasios, centros deportivos y sociales, baños públicos, así como clubes de servicio, sociales y deportivos, casinos, centros nocturnos, bares, discotecas, cabarets, esparcimiento, exhibiciones, salones de fiesta, auditorios, piscinas, estadios y zoológicos.

2.-Se deberán evitar, en la medida de lo posible, concentraciones de más de 100 personas en un lugar en el mismo momento.

3.- Quedan cancelados eventos masivos: turísticos, culturales, deportivos, religiosos y sociales que congreguen público.

4.- A negocios particulares se les pide limitar su capacidad a un 50 por ciento para permanecer abiertos si así lo desean de acuerdo al comportamiento de la pandemia, garantizando la distancia de 1.5 metros que recomienda el sector salud.

5.- Para aquellas personas que, resultado de sus actividades no puedan mantenerse en resguardo y aislamiento, se garantiza la movilidad en el estado.

6.- Los prestadores de servicio de alimentos deberán de colocar sus mesas a una distancia de dos metros entre sí, y promover el servicio a domicilio siempre y cuando se cubran los requisitos de higiene y salubridad.

7.- Se exhorta a los empresarios al no acaparamiento o encarecimiento del abasto médico como de primera necesidad o canasta básica, así como a sanitizar sus comercios.

8.- Se exhorta a la sociedad a acatar la medida ‘Sana Distancia’ y mantener un metro y medio de distancia entre personas, así como a evitar compras de pánico y a hacer filas conservando dicha separación, por ejemplo en bancos, establecimientos de adquisición y pago de servicios como telefonía y supermercados, entre otros.

9.- La Secretaría de Economía deberá de convenir con la Procuraduría Federal del Consumidor, la vigilancia de los precios de los productos.

10.- El incumplimiento de este acuerdo o a cualquier disposición, será sancionada conforme lo establezca la legislación y normatividad aplicable en materia administrativa y penal.

Advierten denuncias y sanciones

El funcionario explicó que la ley contempla el delito de transmisión de enfermedades de forma deliberada, por lo que anunció que podrían aplicarse sanciones penales a las personas que sepan que pudieran contagiar a terceros y no guarden una cuarentena.

Por su parte, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, indicó que desde este lunes las áreas “no esenciales” de la administración pública ya no ofrecerán servicios, pero las áreas que son fundamentales para el desarrollo del estado, deberán permanecer abiertas, como las secretarías de Seguridad Pública, Salud, de Gobernación y su oficina.