El Congreso del Estado se sumó a las recomendaciones emitidas por el sector salud y acordó suspender labores a partir del 23 de marzo hasta nuevo aviso.

 Un comunicado de prensa destaca que el acuerdo signado por la Junta de Gobierno y Coordinación Política, que preside el diputado Gabriel Biestro Medinilla, obedece a las recomendaciones oficiales emitidas por el sector salud federal y estatal, con el propósito de reducir el impacto y las consecuencias del COVID-19, a favor de las y los trabajadores del Poder Legislativo y de la salud de la población, así como a la declaratoria de emergencia del coronavirus  por parte de la Organización Mundial de la Salud, con el objetivo de contener la propagación y evolución de este virus.

 De esta manera, los plazos y términos relativos a las funciones inherentes al Poder Legislativo y las que se originen por requerimientos de orden jurisdiccional, laboral y de índole administrativo de cualquier autoridad y orden de gobierno, quedan suspendidas hasta nuevo aviso.

 El Congreso informó No obstante, para atender los casos de excepción y de urgencia se implementarán guardias con el personal estrictamente necesario, bajo la coordinación de cada uno de las y los titulares de los órganos técnico-administrativo.

 El acuerdo establece que las guardias no se designarán a personal mayor de cincuenta años, que presente alguna enfermedad crónica degenerativa, con sistema inmune comprometido, con alguna discapacidad, o mujeres embarazadas o en lactancia.

Es importante señalar que desde el pasado 17 de marzo el Congreso del Estado determinó, de manera puntual y responsable, suspender los eventos masivos, las sesiones de la Comisión Permanente y todo acto en el que implicará la concentración de más de cincuenta personas.

También se autorizó a las personas mayores de cincuenta años, mujeres embarazadas en lactancia y personas con alguna discapacidad adscritas al Poder Legislativo, a no presentarse a laborar hasta nuevo aviso.