El gobierno debe liberar los recursos para ser utilizados en los apoyos a la reactivación de la economía, para que se les entregue a los empleados al menos un salario mínimo durante el periodo de la pandemia Covid-19, y  “si es necesario, tomar deuda de una forma responsable”, conminó el Consejo Coordinador Empresarial CCE.

El CCE también urgió al gobierno de Andrés Manuel López Obrador a que se otorguen apoyos fiscales a las empresas para evitar a toda costa el recorte de puestos de trabajo y la caída de la actividad económica, para ello —mencionó— es indispensable que se abandone el objetivo de lograr 1% del Producto Interno Bruto (PIB) de superávit primario.

En un documento de propuestas con 10 puntos relevantes para mantener a flote la economía mexicana y preservar el empleo, Carlos Salazar, presidente del CCE, destacó que los planteamientos se agrupan en cinco frentes: asegurar liquidez al mercado interno, estimular el consumo privado, facilitar y estimular la inversión privada, elevar consumo e inversión del sector público y dar señales positivas a los mercados internacionales, según una nota de El Economista.

Las medidas incluyen un amplio número de medidas económicas, fiscales y administrativas “que nos permitan fortalecer nuestra economía para sobrellevar la etapa de crisis”.

“Creemos que todas estas medidas, tanto las de corto plazo como las de mayor profundidad, ayudarán a contener los efectos económicos de la pandemia que enfrentamos y contribuirán a conservar el empleo y a dar liquidez a personas y empresas, para crear las condiciones de recuperación del crecimiento económico”, estableció.