El Consejo Coordinador Empresarial en Puebla (CCE) planteó diversas medidas al gobierno federal, estatal y municipal para atenuar la crisis económica ocasionada por la pandemia del coronavirus, entre las que destacan la eliminación del Impuesto Sobre Nómina (ISN), la devolución de los Impuestos sobre la Renta (ISR) y al Valor Agregado (IVA), así como suspender las revisiones fiscales y extender un mes el plazo para presentar las declaraciones anuales de impuestos.

En conferencia de prensa acompañado de los diferentes presidentes de las cámaras empresariales, Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco recordó que el CCE representa a 24 organismos, que en total congregan a 24 mil compañías que generan más de un millón 200 mil empleos en el estado y el 62.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) estatal.

A través de un pliego petitorio, pidió al gobierno encabezado por Miguel Barbosa Huerta eliminar el ISN durante el tiempo que dure la contingencia por el coronavirus, así como apoyar gestiones de empresas privadas ante la federación para la devolución de ISR e IVA.

Pidió postergar las revisiones fiscales por parte de la Secretaría de Finanzas u otras instituciones estatales y municipales a todo el sector empresarial de Puebla.

Además se consideró necesario extender un mes más el plazo para presentar todas las declaraciones anuales de impuestos, aunado a una reducción significativa de los cobros de electricidad y de agua.

En este mismo sentido consideró prudente realizar a la brevedad pagos pendientes a proveedores privados para apoyar la economía interna, así como dar preferencia a empresas poblanas en licitaciones de compras de coyuntura ligadas al sector salud para ayudar a la economía local.

Dentro de las demandas entregadas, está el ampliar el plazo para pagos de predial sin recargos y activar un fondo a favor de empleos y salarios para enfrentar la fase 3 de la contingencia, en caso de llegar a ella, para que de esa manera se pueda hacer frente a la llegada del Covid-19.

Piden cerco sanitario en carreteras

Además hizo un enérgico llamado a las autoridades, y en especial a la Secretaría de Salud, para informar sobre la situación del estado, así como dar a conocer el plan de acción que se tomará en diferentes fases en caso de llegar a ellas.

"Es un cerco sanitario donde se verifique a cada persona que viaja en los vehículos y que buscan acceder al estado para tomarles la temperatura y realizar el cuestionario de seguridad de protocolo y si alguien resulta ser un caso sospechoso se le impida el acceso al estado, en caso de comprobar residencia poblana sea remitido a un hospital del estado", aseguró.

Agregó que se debe hacer un mecanismo de sanidad por las mañanas y noches en todo el transporte público, paraderos y áreas comunes; hacer un consejo epidemiológico liderado por cinco expertos locales, representantes de la sociedad civil y el sector empresarial que sesione todos los días e informar de la situación actual.

Por último mencionó que cada una de las propuestas antes mencionadas ya se le entregaron al gobierno estatal. Precisó que fue mediante la secretaría de Economía, Olivia Salomón Vilbaldo, por lo cual espera que en las próximas horas se tenga un encuentro con el gobernador para tratar dichos temas.