Un hombre de entre 25 y 30 años de edad, fue castrado asesinado a machetazos en el municipio de Izúcar de Matamoros en el estado de Puebla.

Su cuerpo fue envuelto en una cobija y abandonado en un paraje que se encuentra en los límites de las localidades de San Sebastián Puctla y Matzaco, sitio al cual arribaron paramédicos, policías y agentes ministeriales.

Los hechos se registraron ayer por la mañana cuando pobladores al caminar por el paraje conocido como “Crucero de Coyula”, se percataron del cuerpo sin vida por lo que dieron aviso a las autoridades policiacas de la región, quienes al confirmar los hechos acordonaron la zona y solicitaron la intervención de los agentes ministeriales al igual que peritos.

Durante las diligencias del levantamiento del cuerpo se descubrió que la víctima no solo tenía lesiones producidas con un machete en cabeza, cuello, espalda y brazos, sino también, presentaba amputación de los genitales.

Luego de que entre sus pertenencias no fuera hallada ningún tipo de identificación, el hombre de complexión robusta, de 1.70 metros de estatura, con un tatuaje en el pecho con la leyenda “Jerónimo”, otro más de la Virgen de Guadalupe en el antebrazo derecho, un elefante en la muñeca, el número 1986 a un costado del tatuaje de la virgen y unas estrellas en ambos codos, fue anotado en calidad de desconocido.

Concluidas las pesquisas de ley, el cuerpo fue llevado al Servicio Médico Forense (Semefo) en espera de que algún familiar se presente a identificarlo. Por su parte, la Fiscalía de Puebla dio inicio a la carpeta de investigación correspondiente a fin de esclarecer los hechos; aunque se presume de una venganza, será conforme avance el caso, como se den a conocer mayores detalles.