Morena entró en una nueva pugna debido a que el Consejo Estatal busca arrebatar el control del partido al delegado nacional Mario Bracamonte González, pero este se niega a entregarlo.

Luego de que consejeros se unieron para buscar designar una dirigencia provisional, tras difundirse la destitución de Bracamonte González, este salió a desmentir su salida y afirmó que sigue al frente del instituto político.

A través de sus redes sociales, el delegado en funciones de presidente estatal negó haber sido removido tras la llegada de Alfonso Ramírez Cuéllar a la dirigencia nacional.

De “rumores malintencionados” y “medias verdades” calificó las versiones sobre su destitución y afirmó que no abandonará su puesto porque es obradorista y fundador del partido.

“Sigo al frente del partido y a su servicio. No es correcto ceder a rumores malintencionados ni a medias verdades. Los auténticos fundadores y obradoristas no abandonamos nuestras responsabilidades, para nosotros no es un privilegio. Es una obligación. Seguiré trabajando por Puebla”, publicó en su perfil de Twitter.

La misma publicación se hizo desde la cuenta alterna del partido (@CEEMorenaPuebla), manejada por Bracamonte González, ya que la cuenta antigua (@MorenaenPuebla) no ha publicado nada desde diciembre del año pasado.

Ven “golpe de estado”

El exdirigente estatal de Morena y hoy presidente del Congreso, Gabriel Biestro Medinilla, calificó como un intento de “golpe de estado” la intención del Consejo Estatal de desplazar a Bracamonte González y elegir un presidente provisional mientras se organiza la elección de una dirigencia estatutaria.

En entrevista este martes, el también coordinador de los diputados locales acusó que la postura de los consejeros acabaría por dividir más al partido, por lo que pidió respetar los nombramientos realizados por Yeidckol Polevnsky Gurwitz, antecesora de Ramírez Cuéllar.

Consejo quiere interinato

El bloque de consejeros que busca nombrar una dirigencia interina está encabezado por el presidente de este organismo, Saúl Papaqui Hernández; el secretario General del partido, Edgar Garmendia de los Santos; el diputado federal Alejandro Carvajal Hidalgo; la diputada local Estefanía Rodríguez Sandoval y el regidor de Puebla, Iván Camacho Mendoza, aunque ellos están influenciando al resto del consejo para que se concrete esta propuesta.

Dichos personajes salieron el domingo a anunciar una estrategia para reorganizar al partido de cara a su elección interna, con lo cual desplazaron a Bracamonte González, además de que criticaron a Biestro Medinilla y la operación política que realiza en Morena el exdirigente del PRD, Eric Cotoñeto Carmona, personaje cercano al gobernador Miguel Barbosa Huerta.