Este lunes, se logró el rescate de una recién nacida que se encontraba atrapada entre los muros de dos casas de la alcaldía Iztacalco, Ciudad de México.

De acuerdo con el periodista Carlos Jiménez, habría sido el llanto de la menor lo que alertó a los pobladores, quienes se llevaron tremenda sorpresa al descubrir que se trataba de una recién nacida que aún tenía el cordón umbilical.

 

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y paramédicos del ERUM acudieron al sitio y tuvieron que derribar un muro para poder auxiliarla, pues se encontraba a tres metros de profundidad.

Se desconoce todavía la identidad de la persona que pudo haberla arrojado. Tras su rescate, la envolvieron y trasladaron de inmediato a un hospital para su valoración médica.

 

Foto: Twitter / Carlos Jiménez